A cualquier precio: juegan en primera, están al borde de la quiebra

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando en un par de semanas debuten en primera, muchos de los diez equipos que ascendieron se enfrentarán con una cruda realidad. Estarán lejos de la alegría por jugar en la máxima categoría que tenían poco más de un mes atrás. Empezarán a padecer el costo de un semestre que, al amparo de la falta de castigos o sanciones por incumplimientos, llevó a la mayoría de los 22 equipos de la B Nacional a endeudarse hasta niveles impredecibles. El objetivo era jugar en primera, como fuera. fue uno de los que eligieron ese camino. Así destinó $ 18.000.000 en el último semestre, $ 3.000.000 por mes, y alcanzó la meta. Por encima, sólo un equipo gastó más: , de San Juan. El costo, igualmente, fue altísimo.

Con la , el club de la Paternal rompió el mercado. Ahora sufre las consecuencias. Ni siquiera pudo darse el lujo de retener al 10. "El presupuesto en primera será la mitad: $ 1.500.000 mensuales", señalan en Argentinos. El golpe se siente en las : el último balance acusa un patrimonio neto negativo y la tesorería entró en una virtual cesación de pagos. Los sueldos de noviembre del plantel, empleados y cuerpo técnico se habrían pagado gracias a un aporte de Rubén Forastiero, el presidente ante la ausencia de Luis Segura. La situación se repitió en diciembre, y las fuentes del club apuntan que habría sido el propio titular de la AFA quien destinó alrededor de $ 400.000 para hacer frente a las obligaciones. "Estamos en liquidación", agregan conocedores de los libros contables del club.

Si Argentinos sedujo a hijos pródigos como Riquelme, o , fue porque estaba en una situación económica ventajosa respecto de sus rivales.

"Días antes de su muerte, le prometió a Segura que le iba a mantener el nivel de ingresos del , aunque Argentinos hubiese descendido", aportó un informante. La promesa equivalía a $ 2 .000.000 por mes. Mucho más que los $ 333.000 que cada 30 días percibirían los otros equipos de la categoría. La contratación de Riquelme -fuentes del club hablan de un desembolso de 1.200.000 dólares por 18 meses, que al final fueron seis y terminaron con el anuncio del retiro- ilusionó a Grondona, quien veía al 10 del Bicho como un imán para los hinchas del interior del país.

San Martín, de San Juan, estuvo al frente en el camino del descontrol. Fue el que más gastó. Ahora, admiten sus dirigentes, tienen presupuesto "para seis meses". Los sanjuaninos, con un importante apoyo del gobierno provincial, apostaron $ 20.000.000 por el premio del ascenso. La cifra tiene su historia.

"Antes de comenzar el torneo, hicimos una asamblea -relata Jorge Miadosqui, vicepresidente del club y habitual representante de la institución en la AFA-. Les dijimos a los socios que podíamos equilibrar las cuentas jugando con los chicos. O bien, endeudarnos y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA