Crudo relato de un comisario en el juicio por el ataque que sufrió

 
EXTRACTO GRATUITO

Lo primero que hizo cuando ingresó en la pequeña sala de audiencias del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 4 de San Isidro fue buscar con la vista a los acusados. Después, en varios tramos de su intenso y conmovedor testimonio, el comisario inspector Néstor Roncaglia, jefe antidrogas de la Policía Federal, volvió a mirar a los ojos a César Heredia y a Mariano Carbajal y, con calma, les dijo: "No tenían derecho a hacer lo que hicieron. Arruinaron mi vida y la de mi familia. Me tiraron a matar".Roncaglia declaró ante el tribunal integrado por Hernán San Martín, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, y el fiscal Eduardo Rodríguez, en el juicio al que llegaron procesados Heredia y Carbajal, de 27 y 26 años, respectivamente, hermanos por parte de madre. Ambos están acusados de homicidio agravado criminis causa en grado de tentativa e intento de robo agravado por el uso de armas, del que fue víctima el jefe de drogas federal.El hecho sucedió el 1° de junio de 2013, a las 21.45, cuando Roncaglia, de 53 años, llegaba a su casa de Olivos, en Vicente López, después de un operativo antidrogas en Campana. Fue sorprendido por tres delincuentes cuando estacionaba la camioneta de su esposa en el garaje. Recibió dos tiros: uno en el tórax y otro en la mano derecha...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA