Con cruces y chicanas, los socios de UNEN elevaron la tensión interna

 
EXTRACTO GRATUITO

En privado, todos hablan de no seguir agrandando , de aplacar la tensión, de "dejar de hacerle el juego" a. Pero ante los micrófonos, vuelven a atizar el fuego. Cada uno con su estilo y desde su lugar en el complejo tablero del .Ayer picó en punta , que acusó recibo del pedido de para que la UCR ratificara su esquema de alianzas de cara a 2015. Fue en rigor una movida para forzar una definición de Sanz sobre un eventual pacto con Macri."No tengo nada que ratificar. Esto [por los acuerdos electorales de UNEN] está ratificado todos los días con nuestros gestos y acciones", replicó Sanz en declaraciones a la Once Diez. Insistió además en que un pacto con Pro "no está ni estuvo" en la agenda del frente, y buscó encapsular el desplante de a , . "Lo que pasó tiene que ver con el electorado que Carrió busca mantener. Son mensajes hacia el electorado porteño", interpretó.En forma paralela a las declaraciones de Sanz, la Convención Nacional de la UCR, el órgano partidario que pidió convocar Cobos, planteó que el partido "mantiene la misma política de coaliciones" que consagró en 2006, cuando se constituyó como "alternativa opositora desde el diálogo en las más diversas direcciones del espectro democrático y progresista".Desde Neuquén, Cobos tomó nota de la réplica de la UCR y redobló la presión a Sanz, que, como él, aspira a suceder a Cristina Kirchner."Así como reclamamos institucionalidad, certeza y credibilidad al Gobierno, tenemos que ser contestes en UNEN y darle la organicidad que le falta", azuzó. Volvió a envolver así con el ropaje de la institucionalidad partidaria la presión para que Sanz se defina. El senador ratificó que la Convención se reunirá a fines de septiembre, tal como estaba previsto, y no a partir del pedido de Cobos.Más allá de la escalada en el seno de la UCR, la tensión volvió a cristalizar ayer, con otro cruce entre los protagonistas de la "escena" del lunes."Me sentí muy usada y muy lastimada por alguien que me fue a buscar para ser senador. Lo ayudé a ser senador y al otro día me pegó como un macho cruel", disparó Carrió, en obvia alusión a Solanas, en una entrevista con TN. Enseguida, sin embargo, ensanchó el blanco. "Me han traicionado todos. Y me usan todos. No soy culpable de que la gente me quiera. No lo puedo evitar."Como al pasar, aprovechó para ratificar su postura en favor de "ampliar las fronteras" del FAU, al reivindicar los acuerdos entre la UCR y Pro que avanzan en varias provincias. "Mientras tanto, los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA