Cristina rechazó los reclamos sindicales

 
EXTRACTO GRATUITO

En otra feroz embestida contra los sindicatos, la presidenta Cristina Kirchner puso ayer a como ejemplo a España, donde los aumentos salariales serán del 1,6% entre 2015 y 2018, para atacar "determinadas actitudes" de los jefes sindicales, aunque sin nombrarlos, y se preguntó: "¿En qué mundo viven?".

La mandataria utilizó para criticarlos unas declaraciones periodísticas del ministro de Economía español, Luis De Guindos, a quien se refirió como "un tal Guindos". "El otro día, leía en la tapa del diario El País, una entrevista al ministro de Economía, el par de Axel Kicillof, un tal Guindos, en España", dijo Cristina. "No, no es como Guindos, por suerte -ironizó-, bueno dejémoslo ahí porque estoy diciendo cosas que no son convenientes?"

"Y Guindos anunciaba que el aumento salarial iba a ser, del año 2015 al 2016 y 2018, un 1,6%, en todo el período. ¿Escucharon?", señaló. Y remató: "¿Viste Hugo Yasky (CTA oficialista)? La verdad que cuando uno escucha determinadas cosas y ve determinadas actitudes dice, ¿Pero en qué mundo viven?" El centro del conflicto consiste en que las centrales sindicales reclaman aumentos superiores al 30%, pero el Gobierno busca poner un tope de 25%, aunque los sectores de comercio y construcción acordaron aumentos de 26% con adicionales.

La Presidenta utilizó ayer nuevamente la cadena nacional para pronunciar un discurso con tono de campaña electoral durante un acto oficial en la Casa Rosada en el que firmó la refinanciación trimestral de las deudas de 17 provincias: Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Catamarca, Jujuy, Santa Cruz, Chubut, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Tucumán, Tierra del Fuego, La Rioja, San Juan, Misiones y Salta. Entre tantos autoelogios, Cristina se focalizó en noticias de diarios. Citó una nota de Tiempo Argentino para destacar la reactivación de las ventas y lo atribuyó al Plan Ahora...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA