Cristina pide a la militancia retomar reclamos sociales

 
EXTRACTO GRATUITO

La reaparición de no sólo les dio a los dirigentes kirchneristas otro momento emotivo para su álbum de militancia. Les devolvió el entusiasmo, les llenó un vacío de conducción que los alteraba y les definió también una estrategia a seguir. Para recuperar el terreno perdido, el kirchnerismo se reafirmará en su lugar de férreo opositor al gobierno de y dedicará todos sus esfuerzos a representar a los sectores sociales descontentos con el nuevo modelo.

La ex presidenta les pedirá a sus diputados el jueves dejar de lado las peleas entre dirigentes, y recuperar el vínculo con la sociedad. Ésa es la misión que le encargará también mañana a un grupo de intendentes bonaerenses, con los que se reunirá. Es hasta el momento el único encuentro que tiene confirmado antes de su regreso a Santa Cruz, previsto en principio para pasado mañana. La ampliación del espacio político, les explicará, llegará como consecuencia de esa mayor representación social. Como en la economía, les dirá, la clave no es el derrame, sino inyectar desde abajo.

La formación de un frente ciudadano para defender lo que ella definió como "los derechos vulnerados" es por ahora sólo un concepto, una hoja de ruta, que el kirchnerismo deberá llenar de contenido. Lo que tienen claro los dirigentes que responden a la ex presidenta es que deberán pasar más tiempo en la calle que en el palacio. El objetivo es convertirse en la voz de los sectores que perdieron posiciones en estos cuatro meses de gobierno de Cambiemos y de aquellos que podrían perderlas en el futuro, por los despidos, la inflación y los aumentos de tarifas.

La estrategia parte de un diagnóstico terminante. Cristina sostiene que si no hay correcciones en el rumbo económico el país va camino a una dura recesión. "La crisis se va a llevar puesta a la dirigencia y si todo estalla, la sociedad no nos puede meter a nosotros en la misma bolsa", les advirtió a sus diputados. Algo que no dijo: la estrategia apunta también a que, si llega la crisis, ella se convierta en el receptáculo natural de acumulación de capital político.

Fuera del PJ, Cristina no quiere por ahora agudizar las tensiones con el resto del peronismo. "Así no van a convencer a nadie", retó el miércoles a los manifestantes que insultaron a . Pero, según le dio a entender a su tropa, en esta etapa no le interesa perder energías en la ampliación de su espacio de influencia dirigencial, dado que, entiende, todo el escenario político está en pleno...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA