Cristina logró reunir a 51 intendentes bonaerenses

 
EXTRACTO GRATUITO

Cristina Kirchner dio ayer una clara demostración del poder de convocatoria que conserva en el peronismo de la provincia de Buenos Aires: cinco días después de su regreso a la escena pública, la ex presidenta reunió a 51 de los 55 intendentes bonaerenses del Frente para la Victoria (FPV) en la sede del Instituto Patria.

Sólo una parte de esos jefes comunales siguen reconociendo la conducción política de Cristina y muchos dieron muestras de que ya no forman parte del kirchnerismo. Pero sólo cuatro desoyeron el llamado de la ex presidenta: Alejandro Granados (Ezeiza), Gabriel Katopodis (San Martín), Mario Ishii (José C. Paz) y Ricardo Alessandro (Salto).

"Queremos trabajar por la unidad del peronismo. Pero esto no significa que haya uniformidad. Ella tuvo el gesto de convocarnos y nosotros vinimos, después veremos cómo continúa", dijo a LA NACION uno de los jefes comunales, para dejar en claro que siguen existiendo diferencias. Fue el rápido análisis que se hizo bajo la lluvia, minutos antes de las 21.

La distancia, en este momento, no los pone en veredas opuestas, coincidieron en el análisis tres intendentes consultados por LA NACION. Eso no quiere decir, al menos por ahora, que Cristina los conduzca a todos. Pero los presentes, incluso los más alejados del kirchnerismo, reconocen la gravitación que sigue teniendo la ex presidenta. Todos reafirmaron además su condición de opositores al macrismo.

Muchos de los puntos de divergencia, relativos a la estrategia electoral y al esquema de conducción, fueron planteados durante el encuentro, desarrollado en la planta baja del instituto. Pero no llegaron a ser discusiones fuertes. Como había hecho la semana pasada en el encuentro con los diputados, ella hizo primero un diagnóstico de la situación del país, a partir de las principales medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri. Después les pidió a los jefes comunales que hicieran una descripción de lo que estaba pasando en el territorio. "Esto no es una demostración de fuerza -se encargó de decirles ella, al empezar a hablar-. Es un diálogo entre compañeros."

Hablaron unos diez intendentes. Había representantes de los tres grandes grupos en los que se dividen los jefes comunales del FPV. Del kirchnerismo estuvieron Patricio Mussi, Jorge Ferraresi, Walter Festa, Mario Secco y Francisco Durañona, entre otros. Del sector de los históricos participaron Alberto Descalzo y Julio Pereyra, además de Verónica Magario, que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA