Cristina Kirchner, Alberto Fernández y el debate sobre 'el Quinto Piso'

Juan Vital Sourrouille y Raúl Alfonsín, en una imagen de 1985

Es una excursión a las entrañas de un gobierno. Uno siente que está detrás del vidrio de la historia viendo cómo sucedían las cosas. Se entiende que "Diario de una temporada en el quinto piso" , el extraordinario libro de Juan Carlos Torre , haya despabilado el debate político, hoy retraído. Es posible que lo que se genera sea algo desordenado, con demasiados planos y abuso de analogías. Aún así es una buena noticia que haya discusiones más gruesas que las que ofrecen aquellas tribunas relampagueantes de la televisión reguladas por el rating.

Lanzada en agosto de 2021 y presentada el 24 de noviembre en la Universidad Di Tella, la obra de Torre ya era un suceso por el efecto boca en boca al terminar el verano, es decir, antes del 2 de abril. Ese sábado Cristina Kirchner, en su discurso sobre Malvinas , dejó caer a modo de confidencia que para el cumpleaños le había mandado al presidente Alberto Fernández un ejemplar de "Diario de una temporada en el quinto piso". Al autor nunca lo mencionó. "Es muy interesante y de una extraordinaria actualidad", dijo sobre la obra. Muchos analistas interpretaron que al vocear con fervor la recomendación de un título que habla sobre duras negociaciones con el FMI, divisiones internas en el gobierno, diferencias entre los diagnósticos y los discursos, todo referido a un período (el de Alfonsín) que terminó en hiperinflación y caída , Cristina Kirchner sólo estaba entregada a espolear, ahora por el atajo bibliográfico, al cumpleañero, no precisamente a agasajarlo. Las ventas se inflamaron y el debate se encausó hacia la centrifugadora diaria de la política criolla en clave de fábula.

Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa, en el Senado, durante el aniversario de Malvinas: ese día Cristina contó el regalo que le había mandado al Presidente

Si al atribuirle al libro extraordinaria actualidad Cristina Kirchner quiso decir que encontró al repasar los años ochenta los mismos dramas de hoy, en especial la inflación y la dificultad de controlarla reactivando a la vez la economía, aumentando los salarios y acordando con el FMI, su comentario fue certero. Mauricio Macri podría haber sentido la extraordinaria actualidad sumando las consecuencias que tuvo para Alfonsín el hecho de no haber inventariado de entrada ante la sociedad el calamitoso estado en el que recibió la economía, una omisión que ya en 1984 era motivo de lamentaciones (la trata Torre en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR