Cristina justificó las expropiaciones en La Rioja y hay nuevas denuncias

La polémica por las expropiaciones del gobierno de La Rioja avaladas por la Casa Rosada no para de crecer. La presidenta Cristina Kirchner las justificó anteayer en "la necesidad de construir viviendas" y culpó al diario LA NACION por la Campaña del Desierto (1878-1885), que comandó Julio A. Roca, por "expropiar a pueblos originarios". Pero ayer salieron a la luz más tomas de propiedades del gobernador Luis Beder Herrera. Entre ellas una de tierras donde precisamente existieron asentamientos de pueblos originarios.El diputado radical Julio Martínez denunció ante LA NACION que en el distrito Santa Clara, departamento de Felipe Varela, el gobierno avanzó sobre una reserva arqueológica y cultural conocida como Tamberías del Inca. "Allí existen restos de pueblos originarios, y fue tomada por una Sapem dedicada a viñedos comandada por la diputada provincial oficialista Roxana Tejada y la mayoría de los empleados trabajan en negro", sostuvo.Las Sapem son empresas estatales (Sociedad Anónima de Participación Estatal Mayoritaria), creadas por el gobierno de Beder con fondos del fisco, pero administradas por privados designados por la gobernación. Se dedican al agro, a la industria, a los servicios y a otras actividades productivas.Durante un acto encabezado anteayer por la presidenta Cristina Kirchner en la planta de Siam en Avellaneda, el gobernador de La Rioja intervino por videoconferencia para presentar viviendas en la capital riojana y se indignó por la publicación, el domingo pasado en LA NACION, del escándalo por la ola de expropiaciones en su provincia mediante leyes que declaran propiedades "de utilidad pública y expropiación de urgencia".Las viviendas que anunció anteayer Beder se habían edificado sobre terrenos expropiados. "Nosotros les respondemos que estas y otras viviendas se levantaron gracias a las expropiaciones de mi gobierno", se jactó el gobernador. Además de la necesidad habitacional, Beder suele invocar quiebras, deudas impositivas, incumplimientos, el no uso de las tierras, la conveniencia de crear emprendimientos productivos, de intervenir con el Estado para dar empleo y la imposibilidad de que las inversiones privadas lleguen a La Rioja.Sin indemnizaciónSegún Julio Martínez y otros damnificados y testigos, el avance del gobierno provincial se hace sin indemnización previa, como fija la ley, ni procedimiento expropiatorio. Si bien se ofrecen compensaciones, son por montos irrisorios, que resultan apelados ante la justicia local y los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba