Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala E, 29 de Diciembre de 2014, expediente COM 032278/2010

Fecha de Resolución29 de Diciembre de 2014
EmisorCamara Comercial - Sala E

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial SALA E 32278 / 2010 CRISTALES ARTESANALES S.A. Y OTRO c/

VOLKSWAGEN ARGENTINA S.A. Y OTROS s/SUMARISIMO Juzg. 20 S.. 39 14-13-15 Buenos Aires, 29 de diciembre de 2014.-

Y VISTOS:

  1. La decisión de grado de fs. 634/49 fue apelada por los actores (fs. 660) y las co-accionadas “V.” y “S. (656 y 658), encontrándose fundados los recursos a fs. 675/86, 666/73 y 732/47, los que fueron replicados a fs. 692/7 704/24 y 753/7.

    La Señora Representante del Ministerio Público ante este Cámara se expidió a fs. 761.

  2. Destacó el juez a quo la existencia de dos relaciones de consumo invocadas y tres pretensiones de los demandantes.

    Indicó que las dos vinculaciones son: a) la adquisición de “C.A. del rodado en cuestión, mediante contrato de leasing, resultando dador el “Banco C.icoop”, usuario Z. (finalmente cesionario del bien desde 2009), “Volskwagen” la fabricante y “M.” la vendedora y b) aquella originada en la reparación del vehículo que habría realizado “S., hacia fines de abril de 2009, abonada por “C.A..

    A su vez, definió tres pretensiones contenidas en el objeto de autos: i) la restitución, perseguida por ambas co-accionadas, del valor actual del precio pagado por el automotor, en razón de las fallas que presentó –ya sea por defectos de fábrica o por la mala reparación-; ii) el resarcimiento de los daños materiales y Fecha de firma: 29/12/2014 Firmado por: M.F.B., JUEZ DE CÁMARA Expte. N° 32278 / 2010 Firmado por: ÁNGEL O. SALA, JUEZ DE CÁMARA Firmado(ante mi) por: M.L.M., PROSECRETARIA DE CÁMARA morales: a) devolución del precio percibido por la insatisfactoria reparación del bien que pretende “C.A. y b) la privación de uso y el daño moral que solicita Z., y, por último, iii) los daños punitivos (art. 52bis LDC) peticionados por Z. en virtud de los incumplimientos y la práctica desaprensiva desplegada por las demandadas.

    La decisión de grado hizo lugar a la acción de Cristales Artesanales S.A. contra S.M.S.

    y Volskwagen Argentina S.A. por restitución del monto abonado por la reparación deficiente del rodado VW Vento año 2006, condenándolas -solidariamente- a pagar $

    1.945,72, más intereses; admitió parcialmente la demanda incoada por N.C.M.Zaniechelli contra S.M.S.

    y Volskwagen Argentina S.A., condenándolas –solidariamente-

    a pagar $ 20.000, en concepto de daño punitivo, más intereses en caso de incumplimiento y, por último, rechazó

    la pretensión contra M.A.S., a quien absolvió.

    Impuso las costas del proceso en el orden causado.

    El primer Magistrado, concluyó que ambas relaciones invocadas por las demandantes están encuadradas en la órbita de la ley de defensa de consumidor.

    Descripto el marco teórico de la cuestión, explicó que “C.A. adquirió en su calidad de empresario-consumidor el rodado, a través de un leasing financiero concertado con el “Banco C.icoop”, sin intención de reinserción en el mercado, fuera del ámbito propio de su especialidad o actividad habitual y sin una afectación directa al proceso de producción, transformación, comercialización ni prestación a terceros.

    Agregó que a Z. le cabe la misma calificación. Adujo que, aun cuando no fue parte del contrato para la adquisición, utilizó el bien como destinatario final, en ocasión de la relación de consumo existente entre “Cristales” y el proveedor (fabricante y concesionaria).

    En cuanto a la segunda vinculación jurídica, aquella derivada del Fecha de firma: 29/12/2014 servicio técnico prestado Firmado por: M.F.B., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: ÁNGEL O. SALA, 32278 / 2010 Expte. N° JUEZ DE CÁMARA Firmado(ante mi) por: M.L.M., PROSECRETARIA DE CÁMARA por “S. en abril de 2009, explicó que la mencionada concesionaria queda sujetada como prestadora directa del servicio, mientras que “V.” por la solidaridad emanada de los arts. 2, 12, 13 y 40 LDC; agregó que “M., queda excluída ya que no participó del trabajo ni estuvo presente con su nombre o marca. Del otro lado, como consumidores, están “Cristales” en su calidad de adquirente del bien al tiempo del servicio (abril de 2009) y por haberlo contratado y pagado y Z. por ser el usuario del automotor.

    En este contexto, rechazó la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por “S., pues, al ser “proveedor”, quedó habilitada para ser demandada por la rescisión, ya sea por vicio de fabricación o por incumplimiento de la prestación de garantía por los servicios obligatorios por ella efectuados, que hacen al mantenimiento de la unidad, a la prestación deficiente de abril 2009, a la acción por daños y perjuicios y daños punitivos. Por otra parte, hizo lugar -parcialmente- a la excepción de falta de legitimación opuesta por “M., únicamente en relación a la acción de restitución del precio del servicio técnico dado por “S. y el daño punitivo.

    En otro orden de ideas, desestimó la defensa de prescripción planteada por “Volskwagen” y “S., en razón de que consideró aplicable al caso el estatuto del consumidor y, por ende, el plazo trienal previsto en el art.50 LDC.

    Sentado ello, examinó el fondo de la cuestión planteada.

    Recordó que el rodado contaba con una garantía a favor del comprador por reparaciones que pudieran surgir por desperfectos de material, montaje o fabricación, por 24 meses -sin límite de kilometraje-, contados desde la fecha de entrega al adquirente original, transferible a los propietarios subsiguientes.

    Advirtió que, para que la garantía se Fecha de firma: 29/12/2014 volviera operativa, el daño del rodado que lo torne Firmado por: M.F.B., JUEZ DE CÁMARA Expte. N° 32278 / 2010 Firmado por: ÁNGEL O. SALA, JUEZ DE CÁMARA Firmado(ante mi) por: M.L.M., PROSECRETARIA DE CÁMARA inutilizable debía: i) producirse dentro del plazo de vigencia y ii) originarse en un vicio de fabricación.

    Estimó que ello no ocurrió en la especie.

    En ese sentido, ponderó que la fecha de entrega del automotor fue el 19.1.07 (no el 26.10.06 que alegó la demandada), mientras que la falla en la caja de velocidades comenzó a principios de abril de 2009 (según la versión de los actores), oportunidad en que fue llevado a “S.. Aseveró entonces el a quo, que la caducidad de la garantía obsta la procedencia de la acción redhibitoria y cobro de daños y perjuicios tanto por aplicación de los arts. 11, 17 y 18 LDC, como de los arts.2174 y 2176 CCiv.

    Consideró a mayor abundamiento -pues lo expuesto era suficiente para desestimar el reclamo de restitución del precio del automotor-, que la evidencia de la causa no permite formar convicción plena de la existencia de un vicio de fabricación.

    Explicó que los dictámenes periciales y declaraciones testimoniales son contestes en el diagnóstico: el aceite de la caja automática de transmisión estaba emulsionado con abundante agua que afectó sus elementos de fricción y engranaje, averiando los cambios automáticos y, además, el exceso de nivel de líquido inundó

    la unidad electrónica de gestión computarizada que decide las relaciones de cambio, afectando su funcionamiento.

    Coinciden –también- en que el ingreso del agua a la caja, y su emulsión con el aceite de la misma, se produjo por una pinchadura en el interior del radiador de enfriamiento del aceite de la caja de cambio –intercambiador de calor-.

    Empero, el fallo consideró que no hubo suficiente evidencia acerca del origen de esa rotura interna del radiador.

    Ello, por cuanto, restó fuerza convictiva a las explicaciones del I.. G., consultor técnico de parte pues, en instancia extrajudicial, señaló que la causa sólo podía determinarse con precisión destruyendo el radiador y señalando dos posibles hipótesis (fs. 16) pero al emitir su informe en el sub-lite Fecha de firma: 29/12/2014 atribuyó el desperfecto Firmado por: M.F.B., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: ÁNGEL O. SALA, 32278 / 2010 Expte. N° JUEZ DE CÁMARA Firmado(ante mi) por: M.L.M., PROSECRETARIA DE CÁMARA técnico a un error de fabricación sin brindar mayores detalles.

    En igual tesitura, relativizó la eficacia probatoria de la pericia mecánica, en razón de que el experto –inicialmente- omitió especificar el origen de la falla en el intercambiador de calor pero, ante el pedido de explicación, sostuvo que se trataba de un “mal diseño original” aunque careciendo sus dichos de un sustento científico que lo avale.

    Valoró, asimismo, que la concesionaria demandada invocó como causa de la contaminación del fluido la pinchadura del radiador, alegando que el propio Z. manifestó que el rodado había sufrido un siniestro en julio de 2008, hecho corroborado por la prueba informativa de fs. 398- y, sin embargo, el perito no brindó

    explicaciones al respecto.

    Infirió el Sentenciante que, de haber existido una falla en el diseño –tal como expusiera el perito-, habrían convergido numerosos reclamos, lo cual no aparece comprobado e, incluso, queda controvertida por la prueba testimonial (respuesta 12, fs. 474).

    Juzgó que no cabe suponer que el desperfecto respondió a una defectuosa reparación realizada por “S..

    Lo expuesto, en tanto estimó comprobado que la falla existía desde antes del trabajo efectuado por la concesionaria, no estando cuestionado que el vehículo entró

    y salió del taller en funcionamiento y no remolcado. Agregó

    que la factura copiada a fs. 64 –si bien con poca claridad-

    permite determinar un costo facturado por mano de obra y por el fluido para la caja de transmisión automática, no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR