Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 19 de Julio de 2019, expediente CNT 053974/2014/CA001

Fecha de Resolución19 de Julio de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 114288 EXPEDIENTE NRO.: 53974/2014 AUTOS: C.L., WILFREDO c/ PROVINCIA ART S.A.

s/ACCIDENTE - LEY ESPECIAL VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 19 de julio de 2019, reunidos los integrantes de la S. II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar al reclamo deducido contra la aseguradora con fundamento en la ley sistémica.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación la parte demandada, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (fs. 184/186). A su vez, la parte demandada apela los honorarios regulados en favor de la representación y patrocinio letrado de la parte actora y del perito médico por considerarlos elevados (fs. 184 vta.); en tanto, la perito psicóloga y el perito traumatólogo, cuestionan los honorarios regulados en su favor, por estimarlos reducidos (fs. 182 y fs. 191, respectivamente).

Al fundamentar su recurso, se agravia la parte demandada por cuanto, la sentenciante de anterior instancia consideró resarcible la incapacidad psicológica. Objeta la fecha a partir de la cual se ordenó la aplicación de intereses.

Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios en el orden que se expondrá.

Se agravia la parte demandada por cuanto la Sra. Juez a quo hizo lugar al reclamo por incapacidad psicológica; y, a mi entender, asiste razón a la recurrente.

Los términos del recurso, remiten al análisis de la prueba pericial psicológica producida en la causa, por lo que resulta adecuado señalar que la pericia es un elemento de prueba más que debe ser apreciado y valorado, al igual que los restantes, de conformidad con las reglas de la sana crítica (arts. 386 y 477 CPCCN) y, en virtud de ello, el judicante tiene a su respecto, la misma facultad de ponderación que le asiste para el análisis de los demás medios probatorios.

Sentado ello, cabe señalar que, en el informe pericial, la perito Fecha de firma: 19/07/2019 psicóloga Licenciada V.L., sostuvo que el actor padece una “…Neurosis de A. en sistema: 12/08/2019 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: MARINA EDITH PISACCO, SECRETARIA INTERINA #24154062#239908983#20190805141625540 Angustia Severa PTSD con la calificación de moderado, es decir con el 35% de incapacidad transitoria…” (ver fs. 141). Luego, en las aclaraciones de fs. 166 vta.

especificó que conforme el Baremo de la ley 24.557, la incapacidad de C. “…es de grado III correspondiendo un 20% de incapacidad”.

Sin embargo, no se advierte en el informe pericial que la especialista en psicología haya formulado una análisis razonado de la cuestión y tampoco explicó las consideraciones científicas que la llevaron a establecer la incapacidad psicológica atribuida a C. y su vinculación con el infortunio denunciado como ocurrido el 30/1/14 o las secuelas físicas dejadas por éste, ni el carácter irreversible de la minusvalía psíquica; pues no brindó fundamento alguno para establecer que la secuela psíquica que indicó revista carácter permanente, cuando ello, no es una cuestión que surja del informe de fs. 132/134 vta., ni de las aclaraciones de fs. 141, ni de fs. 166.

Por otra parte, la perito psicóloga interviniente no aportó una explicación detallada de las operaciones técnicas realizadas y de los principios científicos que permitan establecer que la incapacidad de “grado III” –como finalmente determinó a fs. 166 vta.- se relacione con el accidente o las secuelas físicas derivadas de éste, ni que revista carácter irreversible en contradicción indisimulable con la regla del art. 472 CPCCN, ya que la mera transcripción y remisión al estudio psicodiagnóstico y tests realizados al actor, resultan insuficientes para sustentar ello. Por el contrario, señala el perito psicólogo, que sugiere “un tratamiento psicológico aproximadamente 1 año… que lo ayude a encontrar los lineamientos necesarios para sortear los obstáculos que le ocasiona el estar físicamente imposibilitado”, y luego en las aclaraciones de fs. 141, determina que la incapacidad del actor es transitoria; todo ello denota la posibilidad de que el padecimiento del actor sea reversible.

Habida cuenta de lo expuesto, no encuentro elementos de convicción que vinculen, con rigor científico, la sintomatología que describió la perito psicóloga, con una minusvalía irreversible (ver fs. 132/134 vta. y fs. 141 y 166). En definitiva, el dictamen, no traduce la existencia de una incapacidad psíquica de carácter permanente ni puede -entonces- considerarse configurativa de un daño irreversible susceptible de ser compensado a través de una reparación de índole económica como la reclamada.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha establecido que, cuando la víctima resulte disminuida en sus aptitudes físicas y/o psíquicas, esta incapacidad debe ser reparada pero sólo si asume la condición de permanente (Fallos:

315:2834; 321:1124; 322:1792; S. 36.

XXXI. “S. y B., J.R. c/ La Rioja, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios”, sentencia del 27 de mayo de 2003). Asimismo el Más Alto Tribunal sostuvo que, para que proceda la indemnización autónoma del daño psíquico respecto del moral, la incapacidad a resarcir es la permanente y no la transitoria, y debe producir una alteración a nivel psíquico que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba