Una crisis sobre ruedas

 
EXTRACTO GRATUITO

Algunas crisis, desbalances y desmanejos de larga data se advierten por lo que ocurre, http://buscar.lanacion.com.ar/tags/Cortes%20de%20luzy la catástrofe que se incubó en la década kirchnerista y estalló con toda potencia, como era de prever, en los últimos días de 2013.Otros casos son algo más difíciles de descubrir. Porque la crisis es lo que no pasa. Por ejemplo, sorprende ver por estos días la terminal de ómnibus porteña mucho menos transitada y ocupada que en temporadas estivales anteriores. El único factor que haría pensar que hay más pasajeros es que está mucho más sucia. Pero no, las empresas de larga distancia dicen que para esta temporada apenas si han agregado servicios de refuerzo.Reconocen los empresarios que los servicios regulares están completos, pero lo normal en una temporada estival era que se agregaran centenares de refuerzos y aun así quedaran pasajeros sin asiento.¿Qué ha pasado? Las compañías dicen que la crisis es muy importante y que muchas operan al límite de sus posibilidades. Las razones son varias. La primera, señalan, que el Gobierno quiere mantener llenos los vuelos de Aerolíneas Argentinas, al subsidiar los pasajes y transformarse así en una competencia desleal. La suba del 12% en los boletos aéreos autorizada en los últimos días de 2013 les da algún respiro.Hasta octubre último, un pasaje en avión a Mendoza, que toma una hora y media, costaba apenas 1,6 veces el del ómnibus ejecutivo, el más cómodo para hacer las no menos de 14 horas que insume el viaje. Los datos son del Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad Tecnológica Nacional.Hay sistemas de promoción, millaje, cuotas y descuentos que abaratan el avión todavía más. Para los sectores con más capacidad de consumo, optar por el avión en los trayectos de más de 700 kilómetros parece, con este panorama, la única alternativa razonable.Pero las empresas de ómnibus dicen perder a manos de otros competidores. Los servicios menos costosos no pueden competir con la opción familiar de viajar en automóvil, que sigue siendo una salida para ahorrar, pese a que los precios de los combustibles subieron. Ni hablar de los que tienen unidades con gas y pueden hacer por lo menos parte del recorrido usándolo.A las empresas de larga...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA