Crisis y empleo

RESUMEN

Unas 20 millones de mujeres y hombres podrían sumarse a las filas del desempleo mundial como consecuencia de la crisis financiera global

 
EXTRACTO GRATUITO

Ginebra

– Unas 20 millones de mujeres y hombres podrían sumarse a las filas del desempleo mundial como consecuencia de la crisis financiera global, dijo hoy el Director General de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

“Necesitamos acciones gubernamentales rápidas y coordinadas para evitar una crisis social que podría ser grave, duradera y global”, agregó.

El Director General de la OIT, Juan Somavia, dijo que las cifras actualizadas sobre el crecimiento mundial del Fondo Monetario Internacional (FMI)1 , las Naciones Unidas e informes anteriores que sugerían un incremento en la pérdida de empleos en la mayoría de los países para los cuales hay datos disponibles, indican que “el número de desempleados podría aumentar de 190 millones en 2007 a 210 millones en 2009”.

Somavia agregó que “el número de trabajadores pobres que viven con menos de un dólar al día podría aumentar en 40 millones, y aquellos con menos de 2 dólares al día en más de 100 millones”.

El Director General añadió que la actual crisis afectará con mayor gravedad sectores como construcción, automotriz, turismo, finanzas, servicios y bienes raíces. También observó que las nuevas proyecciones “podrían resultar subestimadas si los efectos de la actual contracción económica y la potencial recesión no son enfrentados con rapidez”.

“Esta no es sólo una crisis de Wall Street, es una crisis general. Necesitamos un plan de rescate económico para las familias trabajadoras y la economía real, con normas y políticas que generen empleos dignos. Debemos relacionar mayor productividad con los salarios, y el crecimiento con el empleo”, dijo Somavia.

“La protección y promoción de empresas sostenibles y de oportunidades de trabajo decente deberían estar en el corazón de la Cumbre sobre la Crisis Financiera anunciada hace poco por los Presidentes Bush y Sarkozy”, agregó. “Debemos regresar a la función básica de la finanzas, que es promover la economía real. Se trata de otorgar préstamos a las empresas para que puedan invertir, innovar, producir empleos y bienes y servicios”.

Juan Somavia planteó la preocupación por restablecer el flujo de créditos; mantener y mejorar la protección social, incluyendo pensiones, beneficios de desempleo, sistemas de apoyo a la infancia y asistencia médica; garantizar el acceso al crédito para las empresas para evitar despidos, reducción de salarios, quiebras y para permitir su recuperación; respetar los derechos laborales y profundizar el diálogo social para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA