El crimen del exconcejal de Rosario se habría ordenado desde un pabellón narco de la cárcel de Piñero

ROSARIO.-Ocho días después del crimen del exconcejal y pastor evangélico Eduardo Trasante dos jóvenes fueron imputados por "encubrimiento en grado de coautores" del asesinato, que habría sido ordenado por un narco que está preso en el penal de Piñero, según revelaron los fiscales de la causa.Aunque aún no está establecido por los investigadores el móvil del crimen del exedil de Ciudad Futura, los fiscales Matías Edery y Gastón Ávila confirmaron después de la audiencia que se realizó este mediodía que "el plan para asesinar a Trasante se tramó entre más personas"."Tenemos información que la orden vino desde la cárcel de Piñero. Esa es una circunstancia que estamos investigando. Es un pabellón donde hay jefes narcos y otros detenidos. Tenemos esa pista. Lo que no podemos descartar es que a ese preso le hubiesen encargado el trabajo", afirmó el fiscal Edery.La hipótesis más firme que manejan los investigadores es que se planificó en el pabellón Nº 9 del penal de Piñero, donde se encuentran detenidos varios jefes narcos vinculados a la banda de Los Monos."Trasante dejó de realizar tareas pastorales en la cárcel de Piñero en noviembre de 2019. Estamos viendo por qué dejó de ir", apuntó el fiscal Edery, quien agregó que "en el celular del exconcejal no se encontró información relevante. No hallamos amenazas, que era una de las cuestiones que queríamos verificar".A partir de las comunicaciones que tuvieron los dos detenidos antes del crimen se consolidó la pista que apunta a la cárcel de Piñero. Aún no hay elementos sólidos para establecer cuál fue el móvil del asesinato.Los dos jóvenes de 19 y 21 años que fueron imputados por "encubrimiento en grado de coautores" del homicidio habían sido detenidos el fin de semana pasado. Hay un tercer hombre que ya fue imputado.Los investigadores creen que uno de ellos pudo ser el autor material del crimen, pero hasta ahora no se acumularon las pruebas suficientes para imputarlo por ese delito.Se les adjudica haber comprado de manera ilegal el Peugeot 308 blanco que usaron los sicarios para llegar y escaparse de la casa del exconcejal, ubicada en San Nicolás al 3600, en el sudoeste de Rosario.El Peugeot 308 blanco se encontró el miércoles en la calle Juan XXIII al 5800. El vehículo estaba sin ruedas y abandonado. Ese auto había sido robado pocos días antes del asesinato."Pusieron en marcha un plan criminal con el vehículo que adquirieron, que se había robado anteriormente. Hasta ahora no podemos asegurar que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba