Creen que el pedido de la justicia a los buitres ayudará a la posición argentina

 
EXTRACTO GRATUITO

Las primeras reacciones dan algo de oxígeno a la posición argentina en su batalla judicial con los llamados "fondos buitres", luego de que la justicia neoyorquina les reclamara que respondan "por escrito" a la propuesta de pago formulada por el Gobierno el viernes pasado."Esto es importante porque, en cierto modo, altera la carga de la prueba y la deposita sobre los demandantes", explicó a LA NACION el economista Eugenio Díaz Bonilla, del International Food Policy Research Institute (Ifpri), con sede en esta ciudad, y ex representante argentino ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)."Ahora son ellos los que tienen que explicar que, no obstante estar ganando bastante dinero -y no perdiéndolo-, están dispuestos a hacerles daño a la Argentina, al Bank of New York (BoNY), a los bonistas que entraron en el canje, a la plaza de Nueva York y a la Corte. Me parece que los demandantes están ahora obligados a expedirse sobre algo sobre lo que tal vez no quieran".Tal como indicó LA NACION en su edición de ayer, la Corte de Apelaciones pidió a los "buitres" una respuesta por escrito sobre la propuesta de pago que formuló la Argentina, y les dio plazo hasta el próximo 22 para hacerlo.Pese a que ese giro entraba dentro de las posibilidades que se reservó el tribunal -y a que se da por seguro que los buitres rechazarán la oferta-, las primeras reacciones registran cierta expectativa favorable a la posición del país. "La decisión de la Corte es un giro positivo. En cierto modo, le da alguna credibilidad a la propuesta de pago argentina", sostuvo la consultora Bulltick Capital Market en su informe al respecto.Como contracara, aún se mantiene incierta la posibilidad de que la Corte consulte también a los llamados "terceros afectados" para requerirles similar opinión. La posibilidad de esas nuevas consultas "permitiría, cuando menos, ganar tiempo" a la Argentina, dijeron fuentes familiarizadas con el proceso por el que los fondos especulativos obtuvieron una sentencia, por ahora en suspenso, para que se les paguen no menos de 1300 millones de dólares.La expectativa era que, de ser consultadas, esas "terceras partes" volverían a argumentar en favor de la posición argentina, como ya lo hicieron durante la audiencia pública del pasado 27 de febrero. En aquella ocasión, y desde perspectivas distintas, tanto los bonistas que sí aceptaron los canjes ofrecidos por el Gobierno como el BoNY, que es el agente por el que perciben sus dividendos, argumentaron a favor de que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA