Creen que Espiasse Pugh robaba en Chile y se refugiaba en la Argentina

 
EXTRACTO GRATUITO

A pesar de que lo buscaban las cuatro fuerzas federales de seguridad de la Argentina y que la policía de Mendoza, tenía información que indicaba que podía estar refugiado en esa provincia, Martín Alejandro Espiasse Pugh, usaba una identidad falsa para cruzar habitualmente la frontera rumbo a Chile. Fuentes oficiales sospechan que robaba allí para conseguir el dinero que le permitiera mantenerse en la clandestinidad. Luego de los asaltos, regresaba a nuestro país.

Esta presunción se fundó en algunos llamados telefónicos que vincularían a quien, hasta anteayer era uno de los diez prófugos más buscados del país, con uno de los integrantes de la banda que, en 2015, asaltó una camión de caudales en el aeropuerto de Santiago.

Otro de los elementos que avalarían la presunción de que Espiasse Pugh seguía cometiendo asaltos fue el arsenal que los efectivos de la Policía de Mendoza encontraron en los allanamientos realizados en las distintas propiedades de sus familiares.

Espiasse Pugh tenía un pedido de captura nacional e internacional dictado por la justicia federal de Lomas de Zamora que investiga la cinematográfica fuga del penal de máxima seguridad de Ezeiza, ocurrida en agosto de 2013, cuando huyó con otros 12 presos.

La ruta de los explosivos

En una de las viviendas, los policías hallaron 38 kilogramos de gelignita, un explosivo con valor fuerza del 60%, muy resistente al agua y utilizado en minería a cielo abierto por su estabilidad. Según fuentes policiales las 21 barras de este potente explosivo fueron encontradas enterradas en un canil, custodiadas por tres dogos.

A partir del hallazgo de este explosivo, la policía de Mendoza solicitó informes a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) para tratar de establecer si alguna empresa minera había denunciado el robo de dicho explosivo. Además, los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA