Crece la presión judicial sobre Lula por el caso del 'mensalão'

RÍO DE JANEIRO.- La presión judicial sobre el ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva ya se hace sentir y el Ministerio Público informó ayer que esperará a que terminen los trámites por el juicio anticorrupción del "mensalão" para analizar las denuncias contra el ex presidente y su rol en el esquema de compra de votos en el Congreso durante su gobierno.Ayer, en una nota de tapa, sin citar fuentes, el diario O Estado de S. Paulo informó que el fiscal general, Roberto Gurgel, ya había decidido iniciar una investigación sobre Lula a raíz de las acusaciones que hizo el año pasado el publicista Marcos Valerio.Según Valerio, que fue condenado por el Supremo Tribunal Federal a 40 años de prisión por su participación como operador financiero en el escándalo de corrupción que sacudió al gobierno de Lula entre 2003 y 2005, el entonces presidente no sólo habría dado luz verde a los sobornos a legisladores opositores, sino que incluso habría utilizado fondos públicos desviados para su beneficio personal.La información del diario paulista, que sorprendió a los brasileños por la mañana, fue de inmediato contestada por el Ministerio Público, que en un comunicado señaló que Gurgel esperará a que se acaben los trámites procesales del llamado "juicio del siglo" para ponderar si abre una investigación sobre Lula o no."Solamente después del análisis se podrá informar lo que se hará con el material", resaltó el organismo.El diario, en tanto, ratificó su información y aclaró que Gurgel -que se encuentra de vacaciones y regresa a Brasilia la próxima semana- ya adelantó de manera reservada a sus asistentes que dará lugar a las acusaciones de Valerio y pedirá una investigación en primera instancia. No acudirá a estamentos superiores, ya que Lula, al no ser más presidente, ya no goza de privilegios legales.De acuerdo con el diario -que fue el primer medio de prensa que reveló las polémicas declaraciones de Valerio, en diciembre-, la intención de Gurgel es que el propio Lula sea citado a declarar. Una vez recibidas las explicaciones del ex presidente, se tomaría la decisión de iniciar o no un juicio, dependiendo de la presunción de crimen.Lula siempre negó tener conocimiento del esquema de sobornos que se estableció en el Congreso y por el que fueron condenados el año pasado 25 políticos y empresarios, entre ellos el ex jefe de gabinete José Dirceu; el presidente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), José Genoino, y el ex tesorero de la agrupación, Delubio...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba