Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 14 de Octubre de 2020, expediente P 133271

PresidenteKogan-Genoud-Pettigiani-de Lázzari
Fecha de Resolución14 de Octubre de 2020
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

La Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, de conformidad con lo establecido en el art. 4 del Acuerdo n° 3971, procede al dictado de la sentencia definitiva en la causa P. 133.271, "C.D., O.A.. Recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en causa n° 87.624 del Tribunal de Casación Penal, S.I., con arreglo al siguiente orden de votación (Ac. 2078): doctores K., G., P., de L..

A N T E C E D E N T E S

La Sala Primera del Tribunal de Casación Penal, mediante el pronunciamiento dictado el 16 de agosto de 2018, en lo que aquí interesa, rechazó por improcedente -con costas- el recurso de la especialidad interpuesto por la defensa oficial en favor de O.A.C.D. contra la sentencia dictada por el Tribunal en lo Criminal n° 1 del Departamento Judicial de Mercedes que lo condenó a la pena de dieciséis años de prisión, accesorias legales, costas y declaración de reincidente, por resultar coautor de los delitos de homicidio en ocasión de robo -víctima M.B.F.-, agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa (respecto del vehículo H.), que concurre formal o aparentemente con poblado y en banda; en concurso real con encubrimiento agravado por el ánimo de lucro (respecto de la camioneta D.J.) y a la pena única de veintiún años de prisión, accesorias legales, costas y declaración de reincidencia, comprensiva de la impuesta en la presente causa y la de siete años de prisión, accesorias legales y costas, en orden a los delitos de secuestro extorsivo agravado en grado de tentativa, en concurso real con robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud no pudo tenerse por acreditada, en poblado y en banda, aplicada por el mismo Tribunal en la causa n° 6.520 (v. fs. 87/122).

El señor defensor oficial adjunto ante ese Tribunal, doctor J.M.H., interpuso recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (v. fs. 155/167), que fue concedido por el órgano intermedio (v. fs. 168/174).

Oído el señor P. General (v. fs. 188/195), dictada la providencia de autos (v. fs. 198) y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, la señora J. doctora K. dijo:

I.1. El recurrente denunció errónea revisión de la sentencia al rechazar el agravio que reclamaba la absurda valoración del plexo probatorio que deriva en una errónea aplicación del art. 165 del Código Penal. Se quejó de la mera repetición de los argumentos del a quo: infracción a los derechos de la doble instancia (arts. 8.2."h", CADH y 14.5, PIDCP) y fundamentación aparente de la sentencia revisora (arts. 18 y 33, C.. nac.; v. fs. 160).

Señaló que el órgano intermedio en su tarea fiscalizadora se limitó a convalidar el fallo de grado, utilizando fórmulas genéricas y dogmáticas afirmaciones que no dan respuesta a la solución planteada por el casacionista tendiente a demostrar la inexistencia de prueba que permita atribuir el disparo letal a los autores del robo.

Agregó que está probado que solo hubo dos detonaciones efectuadas por V., que se incautaron dos casquillos en la escena del hecho, en el interior de su auto y que el testigo E., esposo de la víctima F., explicó que escuchó dos disparos sin poder precisar de donde provenían, uno de los cuales impactó en la damnificada. Remarcó que solo V. manifestó que los imputados le dispararon a una distancia de cuatro o cinco metros.

Aseveró que los datos aportados por el lugar del impacto del disparo mortal y por la trayectoria del proyectil no permiten adscribir la muerte a los autores del robo, pues la descripción de la dinámica del suceso resulta confusa.

Se mostró disconforme con la valoración parcial efectuada del testimonio prestado por E., quien indicó que corría junto a la víctima cuando fue alcanzada por un proyectil, sin poder precisar de dónde provino el mismo y que ninguno de los testigos pudo indicar con claridad la cantidad de disparos, aunque todos hablan de una o dos detonaciones, número que queda alcanzado con los estampidos que efectuó el teniente V. (v. fs. 162).

Indicó que la falta de respuesta a los planteos decisivos efectuados por la defensa afectó el derecho de defensa. Trajo a colación el fallo "C." de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el de la Corte Interamericana de Derechos Humanos "H.U." (v. fs. 162 vta./163 vta.).

I.2. En segundo término, se quejó de la errónea aplicación del art. 165 del Código Penal en infracción al principio de culpabilidad mediante la atribución de responsabilidad bajo criterios de imputación abandonados por esta Suprema Corte (v. fs. 163 vta.).

Adujo que el órgano revisor insistió en que se encontraba acreditado que C.D. participó del grupo agresor que intentó apoderarse ilegítimamente de dos vehículos, que exhibió armas de fuego y que las utilizó en el enfrentamiento que se produjo, resultando la muerte de la víctima a consecuencia de uno de los disparos realizado por los atacantes, que esa circunstancia implicó su participación en el homicidio.

Afirmó que se atribuyó al imputado la muerte en términos de dolo directo por haber ejecutado el robo de forma planificada, lo que a su entender no es posible porque el nombrado no efectuó ningún aporte, ni siquiera causal (v. fs. 165 vta.).

Alegó que no puede atribuirse ningún aporte a su defendido pues el obrar del agente policial introdujo un riesgo propio de su dominio, y como tal, indominable e impredecible para C.D., pues solo disparó el policía V., por iniciativa propia, lo que en nada se vincula con la conducta del encausado (v. fs. cit.).

Consideró aplicable, mutatis mutandi, la solución normativa aplicada por esta Corte en la causa P. 74.499, "M., G.N., sentencia de 15-III-2004, en tanto "El reproche por el plus...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR