Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 14 de Septiembre de 2018, expediente CIV 017989/2015

Fecha de Resolución14 de Septiembre de 2018
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

ACUERDO. En Buenos Aires, a los días del mes de septiembre del año dos mil dieciocho, hallándose reunidas las señoras jueces de la S. “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Dras. E.M.D. de V. y M.I.B., a fin de pronunciarse en los autos “C., M.d.C. y otro c/B., A.J. y otro s/daños y perjuicios”, expediente n°17.989/2015, la Dra. D. de V. dijo:

I-. En su sentencia de fs. 298/306, la Dra. C.Y.F. rechazó la demanda interpuesta por J.M.B. y M.d.C.C., contra M.E.B. y A.J.B., por los daños y perjuicios derivados de una filtración de agua, que afectó la unidad funcional N°3 de planta baja, del consorcio Av. De los Incas 4294.

C. era la titular de la unidad funcional, mientras que su cónyuge, B., la utilizaba como local comercial a la calle con entrada por Av. De los Incas 4294, que era explotado para la prestación de servicio técnico y compra y venta de productos de audio y video.

A.J.B. contestó demanda, mientras que su condómina, la codemandada M.E.B., su madre y ocupante del inmueble, fue declarada en rebeldía.

El Consorcio de Copropietarios de Av. de Los Incas 4288/4292 fue citado como tercero por las codemandadas.

En su escrito de inicio, los coactores relataron que durante los dos años previos a la interposición de la demanda se habían producido filtraciones desde el piso superior, unidad N° 7

(Depto. 1° B), propiedad de las accionadas.

Luego de efectuar reclamos al administrador del consorcio a los fines de que se realizaran los arreglos necesarios, se les respondió que la ocupante del 1°B -Baca-, no le permitía el ingreso Fecha de firma: 14/09/2018

Alta en sistema: 16/10/2018

Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: S.P.I., SECRETARIO DE CAMARA 1

Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

a la unidad para realizar los trabajos, motivo por el cual a principios del mes de julio del 2014 las filtraciones se agravaron notablemente ocasionando la ruina del local, produciendo daños en los bienes, tanto propios como los de los clientes.

Frente a esta situación se celebró un acuerdo en octubre de 2014, entre los accionantes y el consorcio, el que tomó a su cargo las acciones correspondientes para vencer la oposición de las propietarias y la reparación de las partes dañadas de la unidad N° 3,

subordinando a que se pudiesen cambiar las cañerías de agua del departamento superior.

Recién luego de estas gestiones, las propietarias permitieron el ingreso al departamento para efectuar las reparaciones y para evitar mayores inconvenientes, el consorcio de propietarios también se hizo cargo de la reparación del local, dejando constancia de que previo a ello debían cambiarse las cañerías de agua de la cocina del departamento ubicado en el 1° piso “B” a las que se imputaban como causantes de los daños. Además, en el convenio, el consorcio se comprometió a abonar una indemnización de $10.000.

La sentencia de grado, rechazó la demanda, en el entendimiento de que condenar a los demandados a otorgar una suma resarcitoria implicaría conceder una doble indemnización.

Los actores apelaron la sentencia (fs. 312).

En su expresión de agravios, solicitaron la revocatoria del fallo por considerar que el acuerdo realizado con el consorcio solo había asumido el costo de reparación de la mampostería y un pago simbólico de $10.000 en concepto de reparación parcial de los daños padecidos por los actores, a la vez que no significaba un impedimento para pedir una compensación a las propietarias de la UF N°7, por el resto de los daños sufridos.

II-.

  1. Se acreditó la existencia de un acuerdo mediante el cual los accionantes recibieron del Consorcio el pago de Fecha de firma: 14/09/2018

    Alta en sistema: 16/10/2018

    Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: S.P.I., SECRETARIO DE CAMARA 2

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    $10.000 en concepto de indemnización y la reparación de la mampostería (yeso y pintura). C. y B. desistieron de la acción y el derecho contra el consorcio, e hicieron expresa reserva por un eventual reclamo judicial contra los propietarios de la unidad funcional N°7, 1°B (fs. 158).

    Por otra parte, la testigo A.R., miembro del Consejo de copropietarios, agregó en su declaración testimonial que el acuerdo del Consorcio con los actores importó la reparación parcial del local, toda vez que no incluyó el piso dañado. Señaló que el Consorcio reparó el techo y las paredes y que –tal como fuera manifestado en la demanda- los artefactos electrónicos que el actor B. tenía dentro del local se mojaron y no fueron cubiertos por el acuerdo de mediación.

    Desde el plano normativo, cabe recordar que "si bien es cierto que el art. 850 del Código Civil determina que la transacción extingue los derechos y obligaciones que las partes hubiesen renunciado y tiene para con ellas la autoridad de la cosa juzgada, también lo es que sus efectos no se amplían hacia terceros que no han tomado parte en ella" (CNCiv., S.J.; “., E.F. y otro c.G., C.A. s/ daños y perjuicios”;

    18/03/15).

    Por otra parte, el art. 851 no era sino la reproducción de la regla que establecían de un modo general los arts.

    1195 y 1199 del Código de Vélez, según la cual los efectos de los contratos se producen entre las partes, no pudiendo perjudicar ni beneficiar a los terceros (res inter alios acta aliis neque nocere neque prodesse potest; hoy esa regla general se encuentra consagrada por el art. 1021 del Código Civil y Comercial de la Nación).

    Tanto la parte final del art. 851, cuando decía "aun cuando las obligaciones sean indivisibles", como lo que establecía el art. 853, imponen efectuar ciertas precisiones con Fecha de firma: 14/09/2018

    Alta en sistema: 16/10/2018

    Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: S.P.I., SECRETARIO DE CAMARA 3

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    respecto a las transacciones sobre obligaciones solidarias y las concurrentes.

    Mientras que el fenómeno de la indivisibilidad es una imposición de la naturaleza no fraccionable del objeto de la obligación, la solidaridad es una virtualidad resultante de la causa fuente de la obligación, sea ésta voluntaria o legal (Curso de obligaciones, t. II, p. 54, Z., Buenos Aires, 2004).

    Por otra parte, mientras que en las obligaciones concurrentes se observan distintas causas fuente, en las obligaciones solidarias, existe una vinculación asociativa entre los sujetos -deudores o acreedores- resultante de solamente una. Al respecto, el art. 853 disponía: "La transacción hecha con uno de los deudores solidarios aprovecha a los otros, pero no puede serles opuesta: y recíprocamente, la transacción concluida con uno de los acreedores solidarios puede ser invocada por los otros, mas no serles opuesta sino por su parte (la del acreedor que ha transigido) en el crédito”.

    Con toda claridad, E.B. explica que puede suceder que varias personas adeuden al acreedor la misma prestación sin ocupar, ni por contrato ni por ley, la posición de deudores solidarios (B., E.B. colaboración de Guillermo A.

    Borda; “Código civil anotado”; T. V - Obligaciones, p. 91, nº 32;

    EDIAR, Buenos Aires, 1955).

    L. enseña que las obligaciones concurrentes, mal llamadas obligaciones in solidum, consisten en obligaciones que tienen un mismo acreedor e identidad de objeto,

    aunque diversidad de causa y de deudor. D. de las obligaciones solidarias explica: la obligación solidaria es una sola,

    aunque por su índole asociativa está constituida por varios vínculos que ligan independientemente a cada deudor con cada acreedor; las obligaciones concurrentes son varias -dos o más- conjugadas entre sí

    Fecha de firma: 14/09/2018

    Alta en sistema: 16/10/2018

    Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: S.P.I., SECRETARIO DE CAMARA 4

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    por tener el mismo objeto y existir a favor del mismo acreedor (L., J.J.; op. cit., T. II-A, p. 589 y ss., nº 1287).

    En la misma línea, el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación en su art. 850 en tal sentido dispone:

    "Obligaciones concurrentes son aquellas en las que varios deudores deben el mismo objeto en razón de causas diferentes"; y en el inc. c)

    de su art. 851 agrega: "la dación en pago, la transacción, la novación y la compensación realizadas con uno de los deudores concurrentes, en tanto satisfagan íntegramente el interés del acreedor, extinguen la obligación de los otros obligados concurrentes o, en su caso, la extinguen parcialmente en la medida de lo satisfecho".

    Los efectos de la transacción serán pues, en general, los mismos de cualquier contrato: obligar a las partes a su cumplimiento en las condiciones pactadas y con las responsabilidades consiguientes en los casos de incumplimiento o cumplimiento defectuoso, que no se extienden a los terceros (arts. 1195 in fine y 1199, Cód. Civil) según expresamente lo reitera el artículo 851, en el capítulo III del título XIX dedicado a los "Efectos de las transacciones".

    Trasladado lo anterior al caso de autos, si la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba