Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 12 de Abril de 2017, expediente CNT 012604/2011/CA001

Fecha de Resolución12 de Abril de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 91753 CAUSA NRO.12.604/2011 AUTOS: “C.S.C.R. C/MIRALEJOS SA Y OTROS S/ACCIDENTE-ACCIÓN CIVIL”

JUZGADO NRO. 8 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 12 días del mes de Abril de 2.017, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.M.P. de I. dijo:

  1. La sentencia de fs.438/442 ha sido recurrida por la parte actora a fs.458/463, por la demandada Miralejos SACIFIA a fs.444/446, por Galeno ART SA (antes Mapfre Argentina ART SA) a fs.448/457 y por Prevención ART a fs.472/477. También apelan los honorarios regulados en autos la perito médica a fs.479, la representación letrada del actor a fs.458 y el perito técnico a fs.443.

  2. M.S. se queja por la responsabilidad que le fuera atribuida respecto de la condena al pago de una reparación por accidente de trabajo, resaltando que entregó elementos de protección personal y que procedió a dar intervención a la aseguradora contratada Mapfre ART SA, conforme a la prueba documental y testimonial aportada. Sostiene que no se habrían valorado las impugnaciones al informe médico, especialmente respecto de la incapacidad psicológica. Apela la imposición de las costas en el reclamo por despido, y los honorarios regulados a la representación letrada del actor, por estimarlos altos.

    Galeno ART SA apela el importe de la condena al resarcimiento del daño así como la responsabilidad endilgada con sustento en las normas del derecho civil. Sostiene que no mediaría relación de causalidad entre el daño sufrido e incumplimiento alguno de su parte, y apela la fecha a partir de la cual se ordenó el cómputo de los intereses. Finalmente, apela los honorarios regulados a los peritos intervinientes –médica e ingeniero- y a la representación letrada del actor por estimarlos altos.

    El actor apela el rechazo de los salarios reclamados entre el 5/11/2009 y el 13/10/2010, el pago de las horas extras supuestamente trabajadas, el porcentaje de incapacidad física y psíquica otorgado, la edad computada a fin de determinar el quantum indemnizatorio, y el importe de dicha cuantía por estimarlo bajo, al igual que en la determinación del daño moral, y la fecha a partir de la cual se fijaron los intereses.

    Prevención ART SA también apela el monto del resarcimiento por considerarlo elevado, y la declaración de inconstitucionalidad del régimen previsto en la ley 24.557, la responsabilidad declarada con sustento en la normativa civil, además de la ponderación de los conceptos de daño moral y psicológico, la tasa de interés fijada y la imposición de las costas.

    Fecha de firma: 12/04/2017 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.M.P.D.I., JUEZA DE CAMARA #20755506#176255448#20170412125342877 Poder Judicial de la Nación

  3. A fin de una mayor claridad expositiva memoro que el actor prestó servicios en el establecimiento de Miralejos SACIFIA, dedicado a actividades de granja, como operario de recolección de huevos. Las tareas fueron descriptas por el actor a fs.3/4 y por la empleadora demandada a fs.76/77. Relató que desde diciembre de 2008 sufrió lumbalgia, hasta un nuevo episodio ocurrido en agosto de 2009 que desembocó en una intervención quirúrgica el 15/12/2009 (ver constancias médicas de fs.236/239).

    La Sra. Jueza de grado admitió las conclusiones expuestas por la perito médica en cuanto a que el actor presenta secuelas de hernia de disco operada que lo incapacita en el 15% de la t.o. y también daño psíquico, que la perito estableció en el 8,5% del cual admitió como indemnizable, por guardar relación directa con el accidente y la incapacidad física, el 4%, por lo que estableció la incapacidad resarcible en el 19% de la t.o. Ambas partes –el actor y la demandada Miralejos SACIF I- apelaron este aspecto del fallo. Respecto de la apelación de la empresa encuentro que el estudio psicodiagnóstico ha sido evaluado por la perito designada de oficio en autos, quien se encuentra legalmente autorizada para diagnosticar patologías por lo que, de tal manera, constituye un elemento de prueba válido, ya que la perito médica somete ese elemento de juicio a su análisis crítico con su saber profesional. En estos términos, el galeno determinó que el Sr. C.S. es portador de incapacidad psicológica.

    Sobre el particular, memoro que si bien son los médicos a quienes, desde la ciencia que le es propia, le corresponde expedirse acerca de la posibilidad de vincular una afección con una etiología laboral o extra laboral, quien juzga puede apartarse de la valoración del experto si encuentra sólidos argumentos, ya que no son los peritos médicos los que fijan la incapacidad, sino que ella es sugerida por éstos y determinada finalmente en sede judicial, con sustento en todas las pruebas que surgen del expediente y las normas legales de aplicación.

    En ese contexto y respetuosamente, no comparto lo expresado por la Sra. Magistrada de grado en cuanto a que no es razonable que el daño psíquico supere en porcentual a la incapacidad física que se reconoce (fs.440), pues además de destacar que en el caso de autos no lo supera, fue determinado sobre la base de entrevista y administración de técnicas especializadas –como el psicodiagnóstico-, las cuales se encuentran debidamente fundadas. No obstante esta puntualización, sí observo que el perito designado de oficio explicitó que la reacción vivencial anormal neurótica grado II que presenta el demandante ha acentuado los “rasgos de la personalidad de base” (ver fs.372), por lo que no es posible prescindir de esta circunstancia a la hora de determinar la incapacidad indemnizable en una acción como la aquí instaurada, sustentada en el derecho civil, cuya reparación abarca la causalidad directa entre la incapacidad y –en el caso- el factor laboral.

    Por este motivo propongo en definitiva confirmar el porcentaje de incapacidad psicológica que se ha admitido como indemnizable en grado.

    Fecha de firma: 12/04/2017 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.M.P.D.I., JUEZA DE CAMARA #20755506#176255448#20170412125342877 Poder Judicial de la Nación En cuanto a los factores de ponderación que resalta la parte actora en su memorial, ascienden al 12% según lo expresado por el perito médico a fs.372. El experto procedió a su sumatoria aritmética a fin de arribar al porcentaje de incapacidad, lo que no resulta procedente conforme a la normativa aplicable (cfr.dec.659/96, acápite “Factores de ponderación”, punto 4 operatoria), por lo que sí asiste razón al accionante y, de acuerdo a la norma mencionada, “Una vez determinados los valores de cada uno de los 3 factores de ponderación, éstos se sumarán entre sí, determinando un valor único. Este único valor será el porcentaje en que se incrementará el valor que surja de la evaluación de incapacidad funcional de acuerdo a la tabla de evaluación de incapacidades laborales.” Así, los factores de ponderación ubican el porcentaje de incapacidad indemnizable en el 21,28% de la t.o. (12% de factores de ponderación sobre el 19% de incapacidad determinada...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR