La Corte Suprema y los glaciares

 
EXTRACTO GRATUITO

En un fallo reciente, la Corte Suprema de Justicia de la Nación de la ley de preservación de los glaciares rechazando el pedido de las empresas Barrick Gold y Minera Argentina Gold, y de la provincia de San Juan.La mayoría, compuesta por los ministros Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, consideró que Barrick Gold y Minera Argentina Gold no habían demostrado que el sistema de preservación de los glaciares establecido por el Congreso nacional les generase algún tipo de daño en su derecho de explotación minera.Agregaron que la provincia de San Juan, que había adherido al planteo de las empresas para obtener la inconstitucionalidad de la ley, tampoco había podido explicar en qué medida la existencia de la ley de glaciares le generaba agravio. En este punto, subrayaron que la Constitución nacional establece que la protección del ambiente es una tarea conjunta del gobierno nacional y de las provincias.Por esa razón, si bien la Constitución -que dispone el derecho a un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano establece en su artículo 124 que las provincias tienen el dominio de sus recursos naturales, este principio debe conjugar los intereses nacionales y provinciales para potenciar el cumplimiento de la protección ambiental en todo el territorio del país. Los mencionados magistrados entendieron que cuando existen derechos de incidencia colectiva atinentes a la protección del ambiente -que involucran, en el caso de los glaciares, la posibilidad de estar afectando el acceso de grandes grupos de población al recurso estratégico del agua-, se debe considerar de manera sistémica la protección de los ecosistemas y la biodiversidad. Desde esta perspectiva, advirtieron que la ley de preservación de los glaciares resalta la función de estos y del ambiente periglaciar como reserva de agua.Vuelve a la memoria el veto de la presidenta Cristina Kirchner a la ley de protección de glaciares en el año 2008. La norma había sido aprobada por unanimidad de ambas cámaras del Congreso. Se trataba de una buena ley que establecía la protección de los glaciares y periglaciares. Sin embargo, el Poder Ejecutivo, a través de un veto firmado por el entonces jefe de Gabinete Sergio Massa, cuestionó que la ley "no puede limitarse a la absoluta prohibición de actividades" y admitió que "gobernadores de la zona cordillerana han manifestado su preocupación con lo dispuesto por la norma sancionada" porque afectaría inversiones y puestos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA