Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 20 de Diciembre de 2018, expediente CIV 104143/2011

Fecha de Resolución20 de Diciembre de 2018
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

ACUERDO. En Buenos Aires, a los días del mes de diciembre del año dos mil dieciocho, hallándose reunidas las señoras jueces de la S. “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Dras. M.I.B., E.M.D. de V. y M. De los Santos, a fin de pronunciarse en los autos “Correa,

D.A.c.E., S. y otros s/daños y perjuicios”, expediente n°104.143/2011, la Dra. B. dijo:

I.D.A.C. demandó a S.P.E. por los daños y perjuicios ocasionados a raíz del accidente ocurrido el 25 de febrero de 2011, a las 14 hs.

aproximadamente.

El siniestro se produjo en circunstancias en que el actor circulaba a bordo del Fiat Duna Weekend, dominio SPU- 103,

por el segundo carril de la Ruta Panamericana, sentido a Provincia.

Cuando se encontraba a la altura del peaje de la Ruta 197 fue embestido en su parte trasera por el BMW, patente FZU- 125, al mando de P.E., que se desplazaba por detrás suyo en igual sentido. Como consecuencia del violento impacto el Fiat Duna se desplazó hacia delante, chocó contra un camión con semirremolque que lo precedía en la marcha y terminó atrapado debajo de éste.

Correa sufrió politraumatismos, escoriaciones,

quemaduras, una importante herida en la cintura y la fractura del húmero izquierdo. Fue trasladado en ambulancia al Hospital “M.V. de M.” de Gral. P., donde fue atendido por guardia (ver fs. 11, fs. 371/75 y fs. 537). Luego fue derivado por su obra social al Hospital Universitario Austral (ver fs. 269/332). Unos días después, debió ser intervenido quirúrgicamente en el Sanatorio Los Arcos (ver fs. 347/353).

Solicitó la citación en garantía de “Nación Seguros S.A.”.

Fecha de firma: 20/12/2018

Alta en sistema: 18/02/2019

Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA

Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 1

Firmado por: S.P.I., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

En la sentencia de fs. 815/829 el Sr. Juez de grado admitió parcialmente la demanda entablada y condenó a S.P.E. y a “Nación Seguros S.A.” a abonar al actor la suma que indica con más sus intereses y costas.

El fallo de primera instancia fue apelado por la citada en garantía (fs. 831) y por el demandante (fs. 833 pto. I). La primera expresó agravios a fs. 841/44 y Correa hizo lo propio a fs. 846/54. Solamente este último contestó los agravios de su contraria (ver fs. 856/60).

  1. Incapacidad psicofísica sobreviniente:

    La suma fijada por esta partida fue cuestionada por alta y por baja por las partes.

    El actor se quejó porque el Sr. Juez de grado analizó e indemnizó en forma conjunta los reclamos por incapacidad física y psíquica. Indicó que se trata de partidas autónomas y que deben resarcirse en forma independiente. Además, se agravió de la cuantía determinada por el a quo por considerarla reducida en función de las secuelas que padece y los porcentuales de incapacidad determinados por los peritos. Por su parte, la citada en garantía,

    argumentó que la cifra otorgada resultaba exagerada, arbitraria y carente de fundamento, en atención a las lesiones experimentadas y la escasa prueba producida en autos. Criticó la admisión del reclamo por daño psíquico.

    Por incapacidad sobreviniente debe entenderse cualquier alteración del estado de salud física o psíquica de una persona que le impide gozar de la vida en la medida en que lo hacía con anterioridad al hecho, con independencia de cualquier referencia a su capacidad productiva (conf. Alpa-Bessone, “Il fatti illeciti”, en Tratatto de D.P. (dir. Resigno), XIV-6, p- 9. La protección de la integridad corporal y la salud estuvo implícitamente consagrada en la Constitución Nacional de 1853 (S.C.J. Mendoza, sala I, marzo 1-

    Fecha de firma: 20/12/2018

    Alta en sistema: 18/02/2019

    Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 2

    Firmado por: S.P.I., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    1993, “Fundación Cardiovascular de Mendoza c/Asociación de Clínicas de Mendoza” E.D. T° 153 pág. 163 con nota de S.A. y, explícitamente, en el art. 42 de la Carta Magna y a través de la incorporación de los tratados internacionales, en la modificación de 1994.

    Así, tal protección resulta, entre otros, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 25.1: “Todo ser humano tiene el derecho a un nivel de vida que le permita a él mismo y a su familia gozar de salud y bienestar; tiene derecho a la seguridad en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia”); del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (art.

    12.1: “Los Estados se comprometen al reconocimiento de derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental”); de la Convención Americana de Derechos Humanos (art.

    5.1: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física,

    psíquica y moral” y art. 11.1: “Toda persona tiene el derecho… al reconocimiento de su dignidad”); del art. 18 del Protocolo Adicional a la Convención Americana en materia de Derechos Económicos,

    Sociales y Culturales (“Toda persona afectada por una disminución de sus capacidades físicas o mentales tiene derecho a recibir una atención especial con el fin de alcanzar el máximo desarrollo de su personalidad”).

    Como se advierte, la salud aparece como un bien jurídico de la mayor jerarquía a la hora de su tutela jurídica. En virtud de ello, las consecuencias de su afectación resultan un daño resarcible,

    en tanto agravia el interés de la persona a mantener su nivel de salud,

    que es protegido por el ordenamiento (conf. Parellada, C.A.,

    Incapacidad parcial y permanente

    , en “Reparación de daños a la persona. R. indemnizatorios y responsabilidades especiales”, dir.

    T.R., F.-B., M., ed. La Ley, 2014, T. III p. 3). Si se Fecha de firma: 20/12/2018

    Alta en sistema: 18/02/2019

    Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA 3

    Firmado por: S.P.I., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    ubica a la persona como centro y eje del ordenamiento jurídico, el contenido y la consideración del daño experimentado ha de tener especial significación.

    En la especie, el “a quo” analizó en conjunto los reclamos efectuados por incapacidad física y psíquica pretendidos por el demandante. Tal proceder -a mi juicio- es correcto, pues parto de la concepción de que el ser humano es una unidad vital y que si existe una minusvalía que repercute en cualquiera de los ámbitos debe ser considerada en su integridad pues, parcializarla o descomponerla en distintos renglones indemnizatorios, implica una visión fragmentada de la persona que, contrariamente a lo que se presume, no importa necesariamente justipreciar correctamente el daño, por cuanto constituyen diferentes rótulos que, en verdad, son mentalmente considerados cuando se trata de cuantificar la indemnización y todos ellos se tienen en cuenta para establecer la reparación total que se entienda justa y razonable. No por tratar en forma separada o conjunta los distintos acápites, la indemnización será mayor. Antes bien, ambas órbitas forman parte de un mismo menoscabo –incapacidad sobreviniente- de manera que es razonable que se las valore en conjunto. Ello, siempre y cuando ambos reclamos resulten admisibles (ver mis votos en autos: "Fuentes, F.c.S.E. y ot s/daños y perjuicios" del 18-08-2016, "., C.A. y otros c/ Argos Mutual de Seguros del Ttes. Público de P. y otros s/ daños y perjuicios" del 22-02-2017; "H.,

    R.E. y otro c/ B.E., L.M. y otros s/daños y perjuicios" del 21-03-2017, “B., M.A. c/

    Dota S.A. de Transporte Automotor y ot. s/ daños y perjuicios” del 7-12-2018, entre muchos otros). Por tanto, postulo a mis colegas rechazar las quejas formuladas sobre el punto.

    Con respecto a la cicatriz comprobada en el hombro izquierdo, secuela de la cirugía a las que Correa tuvo que Fecha de firma: 20/12/2018

    Alta en sistema: 18/02/2019

    Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA

    ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR