Coronavirus: Nicolás Maduro cumple siete años en el poder, jaqueado por el virus

CARACAS.- Nicolás Maduro celebró ayer sus siete años al frente de Venezuela asegurando: "No habrá dificultad que detenga mi compromiso por construir la patria socialista". Su meta, insistió, es la felicidad del pueblo, esa misma que asegura buscar todos los días y que ya ha percibido gracias a uno de sus esotéricos "viajes" en el túnel del tiempo: "Se lo digo con certeza: yo ya fui al futuro y volví. Y vi que todo sale bien".La revolución de la suprema felicidad, la que prometió un mundo mejor, se ha convertido hoy en uno de los peores gobiernos de la historia, con un mandatario que presidió Venezuela hasta enero de 2019 y que desde entonces usurpa el poder, tras unas elecciones fraudulentas, según el Parlamento, la oposición y los países democráticos de la comunidad internacional.Como si se tratara de una cruel remake hollywoodense, en su "regreso" desde el futuro el "conductor de victorias" (denominación empleada por la propaganda chavista) se pasó de frenada: el desplome de la economía ha sido tal que el producto bruto interno (PBI) cayó a los niveles que tenía en 1944. Nada queda de la Venezuela saudita, el país más rico de la región, pese a contar con las mayores reservas de petróleo del planeta y formidables reservas de oro, gas, diamantes, coltán y torio."Entre 2014 y 2019 el PBI registró una caída acumulada de entre 65% y 70%. A eso habría que unir la caída proyectada para este año, que el FMI estima en 15%, una vez considerados los efectos del Covid-19, y que lamentablemente yo considero que será mayor", resume para LA NACION el economista Urbi Garay. "La mayor caída sufrida por país alguno en tiempos de paz, solo comparable a la de Zimbabwe", añade el experto. La Venezuela de Maduro ya superó la recesión de Siria, del crack del 29 en Estados Unidos o de la caída del Muro de Berlín para Rusia y Ucrania.En política y derechos humanos la regresión llega hasta 1958, el principio del período democrático. "Con Maduro aumentan la exclusión y la discriminación política. Su autoritarismo se aleja de la democracia y desde 2016, cuando suspende dos procesos electorales, lo consideramos un dictador. El peor gobierno desde 1958 en indicadores políticos, democráticos y sociales, que ha conseguido la socialización de la dictadura y de la miseria", critica Rafael...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR