Contribuyentes bajo la lupa electrónica de la AFIP

 
EXTRACTO GRATUITO

El cartero llama dos veces. Y si es para entregar una carta con remitente de la AFIP, más de dos también. Porque si no se ubica a un contribuyente en el domicilio por él declarado, entonces se lo buscará en alguno alternativo, que puede llegar a ser el de su trabajo. Pero la cuestión más importante por tener en cuenta es que, hoy por hoy, una nota que llega del organismo recaudador no puede ser leída de igual manera que hasta hace unos meses. Ya no significa solamente un "lo estamos observando", ni es una inducción a regularizarse pero sin consecuencias si eso no ocurre.En diciembre, la AFIP aprobó un mecanismo de fiscalización electrónica. Y ahora, cuando manda una carta en papel para notificar una "hipótesis" de irregularidad, el contribuyente ya está en un proceso de control fiscal. Por tanto, deberá actuar, en forma rápida y on line, para explicar su situación o, de corresponder, poner sus declaraciones e impuestos en orden."La AFIP puede reconstruir gran parte de la vida económica de las personas –afirma César Litvin, presidente del Instituto Tributario–. Recibe información, por ejemplo, de expensas y cuotas de colegios, de viajes y de gastos con tarjetas."En total, especifica Horacio Curien, subdirector general de Fiscalización de la AFIP, existen 54 regímenes de información, que diferentes entidades están obligadas a aportar. Los colegios, por caso, deben notificar quiénes pagan cuotas de $ 2000 o más por alumno. Según Curien, son 250 las instituciones educativas que hoy pasan datos, referidos a 56.000 personas (las familias deben poner las cuotas a nombre de quien efectivamente aporta el dinero).Ese gasto, junto al de expensas (la AFIP conoce quiénes son los que pagan $ 2000 o más por mes) y el de consumos por "montos relevantes" de servicios como la luz, el gas o el teléfono, se usa para hacer un cruce con el dato de ingresos declarados. Y a partir de allí, explica Curien, se determina si los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA