Los contrapuntos del GAM, el mayor centro de las artes escénicas de Chile

 
EXTRACTO GRATUITO

SANTIAGO.- El GAM, Centro Gabriela Mistral, es el gran faro y la fábrica de las artes escénicas de Chile. Está ubicado en pleno centro de Santiago y desde su fundación, en 2010, le cambió la cara al barrio, el ciudadano lo hizo suyo y se transformó en la caja de resonancia de la actividad escénica. Allí estrenaron obras propias los argentinos Pablo Rotemberg, Lola Arias y Santiago Loza; y se presentan las de los grandes creadores del mundo. Por sus patios internos circulan las distintas comunidades de danza urbana junto a músicos y artistas de street art que forman parte de ese millón de personas que, el año pasado, pasaron por sus salas, los espacios de exhibición, los talleres o el bar del GAM.

Está ubicado en un predio de enorme carga simbólica. Allí, el gobierno socialista de Salvador Allende construyó el Centro Cultural Metropolitano Gabriela Mistral. La dictadura de Pinochet lo transformó en un centro de operaciones de un plan macabro. En 2006, ya en tiempos democráticos, un incendio destruyó el edificio histórico. El primer gobierno de Michelle Bachelet decidió construir el actual centro para devolvérselo a la ciudadanía.

Hasta el año pasado, el director de programación y audiencias fue el prestigioso crítico Javier Ibacache. Cuenta a este cronista: "El GAM responde a la idea de tener un gran centro de artes escénicas en Santiago hecho por el Estado. En perspectiva, el único proyecto anterior data de 1857, cuando se construyó el Teatro Municipal. Su aparición marcó un hito que hay que poner en contexto, ya que legitimó un modelo de gestión en el cual el Estado construye la infraestructura y la dirección se la da a una corporación privada sin fines de lucro, aunque el Estado tiene presencia en ese directorio".

Ibacache considera que en estos años el GAM se convirtió en un articulador del entramado escénico de Santiago. También implicó la recuperación del barrio de Lastarria, donde está ubicado. "Analizando los audiencias que pasaron por ahí me atrevo a decir que recuperó un público adulto que había dejado de ir al teatro. Otra línea fue trabajar con los chicos de la escuela media [secundaria]", analiza.

El GAM tiene un mecanismo de financiamiento con marcadas diferencias con relación a espacios similares de la Argentina. Actualmente, maneja un presupuesto de 4.500.000 dólares anuales. El 65 por ciento es dinero público; el resto depende de la taquilla y otras acciones comerciales que emprenda. Cuenta con 80 empleados permanentes; el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA