Contradicciones y dudas sobre el crimen de las turistas argentinas

 
EXTRACTO GRATUITO

Contradicciones y dudas. Ése fue el balance que dejó ayer la declaración de Alberto Segundo Mina Ponce, uno de los sospechosos por el crimen de Marina Menegazzo y María José Coni en la ciudad balnearia de Montañita, en Ecuador. Mina Ponce había confesado, anteayer, su participación y la de su compañero, Aurelio Eduardo Rodríguez, en el asesinato. Sin embargo, ayer, le dijo al juez David Balladares que "había participado solo".

Después de declarar por más de una hora en la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, en Santa Elena, el magistrado les dictó prisión preventiva por el asesinato agravado de las turistas argentinas.

Los familiares de las jóvenes mendocinas siguen desconfiando de la investigación. De hecho, consideran que los acusados "son dos perejiles" y que el crimen está vinculado a una "red de trata". E incluso, dudan de los datos aportados por las autoridades ecuatorianas y que los detenidos sean los autores del crimen.

Frente a la posición de los familiares, el Ministerio del Interior de Ecuador descartó que el caso se vincule con una red de trata de personas. El viceministro de esa cartera, Diego Fuentes, senaló que comprende el dolor de los allegados a las víctimas. "Existe una versión clara de cómo ocurrieron los hechos. No vamos a controvertir [con la familia]", precisó en declaraciones al diario ecuatoriano El Comercio .

Los familiares de las jóvenes volvieron a pedir, ayer, que un equipo forense argentino participe de la investigación. El padre de Marina, Renato Menegazzo, aseguró que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, ordenó que peritos argentinos viajen a ese país para realizar estudios de ADN, huellas digitales, y realicen las autopsias. Desde la cartera, informaron a LA NACION que ya los especialistas están preparados para viajar. Sin embargo, esperan que lo determine la Justicia ecuatoriana.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se referió al pedido de la familia. "Es absolutamente comprensible, esto está en manos de la Fiscalía. No sé si la ley lo permite, pero si lo permite, pues estaremos dispuestos a aceptar de los padres, de las familias de las chicas, cualquier sugerencia, incluso que se pudiera considerar ofensiva para el país", indicó.

En una comunicación telefónica con LA NACION, el agente fiscal de la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, Juan Pablo Alvarado, señaló: "La fiscalía está realizando profundas pericias levantadas en la escena del crimen, que permitirán...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA