Contado

 
EXTRACTO GRATUITO

La ministra que habla por señas

Fue la última pregunta para la ministra de Industria, Débora Giorgi. La funcionaria formalizaba ante la prensa la firma del acuerdo bilateral entre la Argentina y México para el sector automotor que regirá para los próximos cuatro años. "Usted estuvo en México hace a mediados de febrero y visitó una planta de Nissan, ¿es cierto que una empresa francesa en la Argentina prepara un proyecto para exportar una pick-up a ese país en 2017?", le preguntaron. La ministra sonrió. "No te puedo contestar pero te voy a decir algo con los ojitos", afirmó. Entonces miró fijo al periodista, le guiñó un par de veces los ojos y finalmente los abrió en un gesto que pareció asertivo.

Orgulloso de haber intervenido el Indec

Firmó su carta definitiva como "Joaquín Labarta Liprandi, trabajador del Estado". El director de Asuntos Jurídicos del Indec y hombre de la intervención oficial formalizó el lunes su renuncia y lo hizo jactándose del avance sobre el organismo estadístico. Seguirá, como lo explicó en el final del texto, con un empleo en el Ministerio de Defensa. "No hablo sólo por mí cuando digo que lo volveríamos a hacer, una y mil veces. Estoy orgulloso de haber sido parte de este Indec, el que odian Clarín y LA NACION, el Indec al cual el FMI cuestiona, el Indec que el sector financiero quiere recuperar, pero que nunca tomó una medida en contra de los más humildes, el Indec que es independiente del sector financiero y dependiente de la política con mayúscula. No hay una sola acción, una sola medida de la cual deba avergonzarme", escribió el funcionario.

El petrolero que reparte caramelos

Los vaivenes electorales se sienten en la agenda del ministro de Economía, Axel Kicillof, que en las últimas semanas volvió a recibir en forma asidua en su despacho al empresario Carlos Bulgheroni (foto) y a su hijo, de la petrolera PAE. "Hace rato que no se los veía por acá, sobre todo cuando Sergio Massa andaba mejor en las encuestas"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA