Contado

 
EXTRACTO GRATUITO

Una banda de rock, contra el campoLas heridas por el conflicto por la resolución 125 entre el campo y el Gobierno siguen abiertas y salen a la luz en los lugares más inesperados. Uno de ellos fue en la localidad de Leones, Córdoba, en la reciente Fiesta Nacional del Trigo. La banda de rock La Mancha de Rolando, con la que suele tocar la guitarra eléctrica el vicepresidente Amado Boudou, entonó entre canción y canción algunas consignas nada amigables hacia los ruralistas: "Gringos de m..., que están sobre silos de soja", la "suciedad rural", dijeron (en obvia alusión a la Sociedad Rural), ante unas 3000 personas. Además, dijeron que los productores no tienen que guardar los granos en los silos bolsa, sino venderlos, en línea con la postura del Gobierno. El cantante del grupo, Manuel Quieto (foto), también le envió un saludo a Boudou y agradeció las gestiones del diputado nacional Fabián Fancioni y la intendenta local, Lorena Bussi, ambos kirchneristas, por sus gestiones para que la banda tocara en el acto inaugural de la Fiesta del Trigo.Cigarrillos, con precios atrasadosAxel Kicillof y su equipo demoraron de manera insólita un aumento en los precios de los cigarrillos, que quedaron muy atrasados, según los cálculos que hacen en las empresas del sector. Una demora inexplicable, según observadores de la industria, porque es el Estado el principal beneficiario de la suba. El 60% del valor que pagan los consumidores está constituido por impuestos, argumentan. Así, cada día de demora en aumentar un peso los precios le cuesta al fisco $ 4 millones en menor recaudación. Pero, además, apenas acordado un nuevo sendero de precios, con subas trimestrales, el Gobierno devaluó el peso. En el sector dicen que el aumento del dólar se llevará buena parte del incremento y que deberían fijarse escalones de suba un poco más altos. Continuará.Bromas con los bonos del ChacoEl nuevo IPC-NU (el índice de precios que mide la inflación en los principales centros urbanos) que presentó el Gobierno tomó por sorpresa al mercado, pero también a muchos gobernadores. Las provincias están, después de todo, entre los grandes perdedores de las estadísticas ahora sinceradas por el gobierno nacional. Y es que muchas de ellas tienen emitidos títulos que ajustan por el CER, el índice que había ideado en su momento el Gobierno para seguir la evolución de los precios. En el mercado se espera que todos los bonos ajustados por el CER se encarezcan con el nuevo IPC-NU. Paradójicamente, una provincia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA