La contabilidad creativa de los gremios para contentar a Macri

Hasta ahora, el Gobierno logró que las paritarias reflejen el techo que quiere para las subas salariales de este año, en línea con su proyección de inflación: 15 por ciento.

Para eso, recurrió a gremios y patronales amigas que se ciñeron al porcentaje deseado, pero que en los hechos pactaron mejoras superiores, vía la cláusula gatillo incluida en los acuerdos del año pasado o a través de aumentos acumulativos.

En lo que va del año, cerraron acuerdos Comercio, Obras Sanitarias, los aceiteros, los municipales de la ciudad de Buenos Aires, los aeronáuticos y los trabajadores de entidades deportivas (Utedyc).

El primero en sellar su paritaria fue Armando Cavalieri, jefe del sindicato de Comercio y uno de los "gordos" (grandes gremios) más cercanos a la Casa Rosada. Acordó una suba del 15% y evitó la cláusula gatillo, otra de las metas oficiales para 2018. A cambio, consiguió una compensación del 6% por la diferencia entre la paritaria y la inflación de 2017. El pacto debe revalidarse el 1° de abril. Pero la firma del acta preliminar a fines de enero le sirvió al Gobierno para exhibir una negociación "ejemplar". Y nada menos que con el gremio más grande: Comercio tiene más de un millón de afiliados.

Los aceiteros, que en los últimos años consiguieron mejoras salariales por encima del techo oficial, esta vez cerraron en 15%, pero sumaron una compensación por la inflación del año pasado de entre 23.000 y 42.500 pesos, según la categoría.

Otro aliado de la Casa Rosada, José Luis Lingeri, negoció dentro de los límites que espera Mauricio Macri. Esta semana, Obras Sanitarias pactó una suba anual del 15%, sin cláusula gatillo, aunque con una "revisión" en noviembre y una actualización si la inflación supera lo acordado .

En este caso, la clave está en la estructura del acuerdo. Las subas serán dos: el 7,5% en abril y el 7,5% restante en septiembre. Pero serán aumentos remunerativos. A eso hay que sumarle el plus de 2,8% por la cláusula gatillo de 2017. La suma de esos elementos resulta en una mejora salarial real del 18 por ciento.

El caso de los municipales porteños contiene la típica puja sobre qué ítems considerar parte de la paritaria de este año, y por lo tanto, del aumento del salario, y cuáles no.

Los trabajadores del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba