El consumo de carne es récord en el país y se apunta al mercado externo

 
EXTRACTO GRATUITO

En el país del asado, los argentinos están más carnívoros que nunca: este año, el consumo per cápita de proteína animal es de 118,4 kilos, el mayor en la historia del país. Pero no sólo eso: el mix de carnes ha cambiado y hoy tiene menos incidencia que en el pasado la carne vacuna. Actualmente, la distribución es de 58 kilos de carne bovina, 44,9 de aviar, 13,7 de porcina y 1,8 de ovina.

Esto se debe sobre todo a un abaratamiento de la carne de cerdo y de pollo y a la gran promoción que han hecho los respectivos sectores. Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, dice que el avance del resto de las carnes en el mercado interno por sobre la vacuna tiene que ver con la sensibilidad al precio de la demanda. "Cortes como el cerdo o el pollo fueron ganando participación en la mesa de los argentinos, disminuyendo el ticket promedio de gasto y ayudando a diversificar los consumos de proteína animal a lo largo del mes", explica el economista.

En este sentido, los platos elaborados con carne vacuna fueron sustituidos, en parte, por los hechos con carne de cerdo o pollo, como en el caso de las milanesas.

Por su parte, desde el sector de la carne vacuna también tienen lo suyo para decir. Ulises Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), sostiene que ha habido una gran promoción de otras carnes, como el pollo y el cerdo, con precios muy bajos. "Pero también es cierto que la carne había caído hasta los 53 kilos per cápita y hoy está en 58 kilos. El consumo de carne vacuna en el mercado interno va muy atado al humor de la billetera; cuando hay indicios de recuperación empieza a aumentar su consumo", afirma el directivo.

Es interesante sumergirse en el interior de cada cadena productiva, para ver cómo ésta ha ido evolucionando. En el caso de la carne vacuna, por ejemplo, en 1990 se consumían 78,2 kilos per cápita al año (hoy esa cifra cayó a 58 kilos per cápita al año). En 1990, cuando se comían 78,2 kilos per cápita al año, el consumo total de proteína animal era de 89 kilos, por lo cual el nivel de participación total de carne porcina, avícola y ovina era insignificante (sólo 10 kilos per cápita al año entre las tres).

Actualmente, el 90% de la producción de carne vacuna local se destina al mercado interno.

La producción de carne en la Argentina es de 2,8 millones de toneladas de res con hueso, lo que da una capacidad exportadora de 270.000 toneladas (se espera que el año que viene se exporten 400.000 toneladas; este año ya se exporta 30% más que el año pasado).

Forte dice que la Argentina pagaba para exportar y ahora a los productores se les paga para que exporten, porque hay un reintegro del IVA por las ventas al exterior. "Eso es muy positivo, porque cuanto más carne exportemos más carne vamos a tener en el mercado interno. Los dos mercados se complementan, no compiten. Lo único que el mundo no compra son asado de costilla, tapa de asado, matambre, vacío y carnaza, que es lo que más comemos acá", explica Forte.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA