Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala F, 8 de Junio de 2017, expediente COM 000023/2011

Fecha de Resolución 8 de Junio de 2017
EmisorCamara Comercial - Sala F

Poder Judicial de la Nación En Buenos Aires a los 08 días del mes de junio de dos mil diecisiete, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos fueron traídos para conocer los autos: “CONSUMIDORES FINANCIEROS ASOCIACIÓN CIVIL PARA SU DEFENSA contra BANCO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES S.A. sobre ORDINARIO” EXPTE. N° COM 23/2011 en los que al practicarse la desinsaculación que ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: Vocalías N°17, N°18, N°16.

La Dra. A.N.T. interviene en su carácter de subrogante de la vocalía N°17 que se encuentra a la fecha vacante.

Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a USO OFICIAL resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia de fs. 1614/1624?

La Sra. Juez de Cámara Doctora A.N.T. dice:

  1. Antecedentes de la causa a. Consumidores Financieros Asociación Civil para su Defensa (en adelante, “Consumidores Financieros”) demandó al Banco de la Provincia de Buenos Aires SA (en adelante “Banco Provincia”) a fin de obtener el cobro de daños derivados de cierto incumplimiento contractual.

    Dijo accionar en representación de todos los titulares, al 2 de enero de 2010, de cajas de seguridad en la Sucursal n°4003 de la accionada -sita en Av. Cabildo 1999 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- …”que no hubieren sufrido violaciones ni robos en sus respectivos cofres durante el Fecha de firma: 08/06/2017 Alta en sistema: 09/06/2017 Firmado por: A.N.T., PRESIDENTA DE LA SALA F Firmado por: R.F.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23041558#180711924#20170607131447159 Poder Judicial de la Nación golpe delictivo producido durante el feriado de fin de año de 2010…” (sic.; v.fs.59 vta.).

    Amplió su presentación en fs. 83/103.

    Requirió que se condenara a la entidad demandada a pagar a cada uno de aquellos clientes bancarios la suma de $50.000 en concepto de daño moral y $200.000 en concepto de daño punitivo (art. 52 bis, ley 24240, en adelante “LDC”), o la suma que en más o en menos se estimase razonable para indemnizar el daño sufrido por sus representados.

    Se explayó sobre la legitimación activa que ostenta. Explicó que el objeto social consignado en su estatuto establece que la asociación ha sido USO OFICIAL concebida para intervenir como parte judicial en temas que importan la defensa de derechos del consumo y de incidencia colectiva (cfr. A.. 52, 2°

    párrafo, 54 y 55 de la LDC –T.O. por ley 26.361-). Agregó que acreditó los recaudos de legitimación y representatividad (cfr. Art. 56 y 57 de la LDC).

    Arguyó que mediante este reclamo procuró la defensa de intereses individuales homogéneos susceptibles de titularidad individual y exclusiva, pero con prerrogativas de “incidencia colectiva”, que involucra a una comunidad de sujetos más o menos determinada.

    Mencionó que la pretensión es indudablemente homogénea, ya que su procedencia no requiere el análisis de las particularidades de cada consumidor, en tanto la ilegalidad imputable a la demandada estaría configurada por un hecho único y complejo que causa una lesión a una pluralidad de derechos individuales y que se concentra sobre los efectos comunes.

    Fecha de firma: 08/06/2017 Alta en sistema: 09/06/2017 Firmado por: A.N.T., PRESIDENTA DE LA SALA F Firmado por: R.F.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23041558#180711924#20170607131447159 Poder Judicial de la Nación Destacó que se encuentran reunidos los requisitos establecidos por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo “H.E. c/

    Poder Ejecutivo Nacional” del 24.2.2009 que reconoció legitimación a las asociaciones de consumidores para actuar en casos como el presente.

    Delimitó el planteo central de la demanda que consistió en el resarcimiento de los disgustos ocasionados a los titulares de las cajas de seguridad de la sucursal robada cuyos cofres no fueron violentados. Alegó

    que la acción iniciada por la asociación le permite “…dar a cada uno lo suyo…”. Aclaró que, en caso de obtener una sentencia favorable contra el banco, aquéllos perjudicados que consideren insuficiente la indemnización podrán iniciar una acción individual (art. 54 LDC).

    Puntualizó el hecho principal que sustentó este reclamo: la obligación del banco de resguardar la integridad de los bienes que el cliente deposita en la caja de seguridad y su deber de guarda y custodia.

    Dijo que la demanda involucra a los titulares de aproximadamente 1200 cajas, aunque aclaró que pueden ser más, pues cada una pertenece a veces a más de un titular.

    Refirió al golpe delictivo perpetrado en el sector cajas de seguridad de la sucursal bancaria, durante el cual se produjo el robo de unas 200 unidades sobre un total de 1408 cofres que comprendían el total dentro del área violada.

    Insistió en el hecho de que varias de las personas cuyos cofres no fueron robados relataron el daño anímico que sufrieron durante el período de incertidumbre en el que desconocieron si sus cajas habían sido Fecha de firma: 08/06/2017 Alta en sistema: 09/06/2017 Firmado por: A.N.T., PRESIDENTA DE LA SALA F Firmado por: R.F.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23041558#180711924#20170607131447159 Poder Judicial de la Nación violentadas o no.

    Manifestó que el banco demandado reconoció públicamente su responsabilidad por el hecho del saqueo y que, habiendo admitido ello, debió

    abocarse a la determinación y valuación del contenido de las cajas afectadas para restituirlo a sus titulares.

    Enunció los incumplimientos del accionado en materia de seguridad e indicó la actitud negligente que asumió frente a los clientes que se congregaron en la sucursal siniestrada, que estaban indignados y angustiados, con crisis nerviosa. Dijo que incluso muchos de ellos requirieron asistencia médica.

    USO OFICIAL Explicó que la entidad estableció un sistema de turnos y recién allí

    los titulares pudieron comprobar si se encontraban entre los damnificados o no.

    Resaltó que la indemnización por daño moral procede aún cuando el hecho reprochado no hubiere causado un perjuicio patrimonial. Expuso que ese daño se configuró no solo por el duro período durante el cual los titulares de los cofres desconocían si su caja había sido o no robada, sino por la desconfianza en el sistema bancario y la intranquilidad por no contar con un lugar seguro donde resguardar sus bienes.

    Citó jurisprudencia referida al agravio moral en situaciones similares así como artículos periodísticos.

    Aludió a los hechos que pueden generar las patologías definidas en el Nomenclador Universal DSM

  2. Indicó que no resultaba necesaria la prueba del daño moral pues era consecuencia de un hecho evidente.

    Fecha de firma: 08/06/2017 Alta en sistema: 09/06/2017 Firmado por: A.N.T., PRESIDENTA DE LA SALA F Firmado por: R.F.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23041558#180711924#20170607131447159 Poder Judicial de la Nación Postuló la aplicación del régimen de defensa del consumidor a la contratación bancaria e insistió en el deber de seguridad que tienen los bancos en los contratos de caja de seguridad.

    Reclamó la aplicación de una multa por daño punitivo (art. 52 bis de la LDC). Puso de resalto que la demandada no podía ignorar todos los detalles relativos a la construcción de un recinto seguro en los términos previstos por el BCRA. Agregó que el banco se comprometió con los clientes y se benefició económicamente mediante el cobro de un alquiler, pero no asumió los costos de construir un edificio seguro y acorde con las calidades que publicitó.

    Señaló que, en tanto dedujo la acción en defensa de los intereses USO OFICIAL colectivos de las personas representadas por la asociación, contaba con el beneficio de “justicia gratuita”. A su vez, destacó que por tratarse una acción colectiva no procede la realización de la mediación previa extrajudicial y lo fundó en jurisprudencia.

    Ofreció prueba.

    1. Banco de la Provincia de Buenos Aires se presentó al pleito y opuso excepción de falta de legitimación, que solicitó fuera tratada como de previo y especial pronunciamiento (Cpr. 346 y 347).

    Puntualizó que en el caso no se verificaron los presupuestos para la interposición de una “demanda colectiva”, pues el reclamo se sustenta en intereses patrimoniales, no homogéneos, puramente individuales. Refirió

    expresamente a los requisitos establecidos en el precedente “H.” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

    Fecha de firma: 08/06/2017 Alta en sistema: 09/06/2017 Firmado por: A.N.T., PRESIDENTA DE LA SALA F Firmado por: R.F.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #23041558#180711924#20170607131447159 Poder Judicial de la Nación Indicó que cada damnificado podía iniciar una demanda individual en tanto la pretensión ascendía a doscientos cincuenta mil pesos. Describió

    numerosos precedentes jurisprudenciales en sustento de su postura.

    Cuestionó la existencia de un mandato que autorizara a la demandante a proceder como lo hizo y dijo que aquélla no podía reclamar derechos que son personalísimos pues pertenecen al ámbito individual de la persona. En ese sentido –prosiguió- solo pueden ser perseguidos por sus titulares.

    Fundó el carácter de “previo y especial pronunciamiento” de la excepción opuesta en tanto de la lectura de la demanda se infiere la magnitud y naturaleza del pleito. En sustento de ella adujo que la asociación USO OFICIAL carecía de representación suficiente, pues se arrogó la facultad de representación de personas que no solo no están asociadas a la entidad sino que además ignoran el inicio de este reclamo.

    De seguido, contestó demanda. Formuló una negativa de los hechos invocados en el escrito inicial y desconoció la documentación acompañada.

    Relató que fue víctima de un ilícito por medio del cual un grupo de personas ingresaron a un sector de cajas de seguridad de la sucursal B. -4003- bajo la modalidad de “boquete” y violentaron...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba