Algunas consideraciones sobre el femicidio

Autor:Carolina Barrera
Páginas:29-43
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
2
29
9
I
Algunas consideraciones sobre el femicidio
Ponente: Carolina Barrera
Marco de Análisis: Chejter, Silvia. Femicidios, Desafíos Teoricos y Perfiles Estadisticos.
Edición: Centro de Encuentros Cultura y Mujer, Buenos Aires, 2008 Toledo Vásquez, Patsilí
¿Tipificar el Femicidio? Trabajo presentado en el Departamento de Ciencias Penales de la
Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Santiago, 2007.
Introito.- En este artículo trataremos brevemente el fenómeno de femicidio: pasando por
antecedentes generales, en los cuales se contara un poco de su difusión y como es que el
termino se va tornando relevante, luego algunas de sus posibles acepciones. Decimos algunas
de sus acepciones, ya que, dadas sus características, puede ser analizado desde diferentes
puntos de vista, sin embargo a modo de adelanto digo que nos centraremos en la vinculación
directa que este tiene con la violencia. También como se vive en nuestro país y el cambio que
ha provocado en la legislación y para terminar una pequeña muestra de legislaciones
comparadas. Sin profundizar mucho en ellas.
§ 1. Antecedentes Generales.
El término en cuestión cobra relevancia y publicidad masiva tras los crímenes ocurridos a partir
de 1993 en Ciudad Juárez, Méjico. Éstos hechos si bien no fueron los primeros casos de
femicidio -ya que, claro está, el femicidio no nace en Ciudad Juárez-, sí se pueden tomar como
punto de partida debido a la amplia difusión obtenida en los medios de comunicación. Esta
difusión se debió en buena medida a las gestiones realizadas por las distintas organizaciones
feministas que luchan por erradicar todo tipo de violencia y discriminación contra la mujer.
Lo ocurrido en Ciudad de Juárez marca un antes y un después. Fue el detonante que hacia falta
para concientizar a la sociedad y poner en marcha acciones en contra de la violencia de género,
e incorporarla en el discurso social y político.
Los sucesos de 1993 a pesar de la amplia difusión obtenida quedaron sin resolver y como si
esto fuera poco no dejaron de suceder. La impotencia que tenían los familiares de las victimas y
las organizaciones involucradas que querían esclarecer, resolver y poner un punto final a la
muerte de mujeres, se incremento aún más en el 2001 cuando hechos de la misma envergadura
volvieron a repetirse y nuevamente el Estado mejicano no mostró mayor interés en resolverlos.
Es entonces que la Corte Interamericana de Derechos Humanos decide intervenir. Tras la
inoperancia por parte de Méjico para resolver este tipo de casos, el 16 de Noviembre del 2009,

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA