Conmoción en Pergamino por una pelea con tiros dentro de un hospital

El suceso causó profunda conmoción en Pergamino. Sobre todo entre los médicos del hospital local, que, azorados, coincidieron en que nunca habían visto algo igual. Sólo por una ínfima diferencia temporal -un milagro, dirían muchos- no hubo muertos.

Una pelea que había empezado en un boliche siguió en el centro asistencial. Allí, uno de los contendientes abrió fuego; el proyectil destrozó el vidrio del quirófano en el que, minutos antes, habían asistido de urgencia a una mujer embarazada. Hay tres detenidos; ninguno de ellos es quien disparó. Y hay una comunidad, la del Hospital San José, movilizada por el miedo.

El personal médico y no médico y las autoridades del centro asistencial realizaron ayer al mediodía una asamblea para determinar los pasos a seguir. "Tenemos personal policial de custodia, pero no alcanza. En la asamblea intentamos tomar decisiones y buscaremos alguna solución, todo lo que sume", dijo a la agencia de noticias Télam la directora del establecimiento, Cecilia De Marco.

Si bien sostuvo que ya habían vivido hechos violentos en las guardias por "cuadros de excitación, por peleas con gente bajo efecto de las drogas y el alcohol", admitió que nunca había pasado que se efectuaran disparos.

"Fue una especie de batalla campal dentro del hospital. Algo de esta magnitud nunca pasó y estamos realmente conmocionados. No podemos seguir trabajando así, algo se tiene que hacer", concluyó.

Fuentes policiales, judiciales y médicas informaron a Télam que la situación comenzó a las 6 del domingo cuando, tras una pelea entre jóvenes en la puerta de un local bailable, uno de los heridos ingresó en la guardia del Hospital San José para ser atendido.

Detrás suyo entraron dos jóvenes, que son hermanos. Querían seguir golpeando al otro, que intentó refugiarse en uno de los quirófanos. En ese momento entró un cuarto protagonista, que abrió fuego y escapó. Los policías de guardia en el hospital lograron reducir y detener a los otros tres jóvenes, de 20, 25 y 26 años.

La doctora de Marco explicó a los medios de prensa ayer: "Eran cuatro personas y todo se inició cuando uno de los que participó de esa pelea en el boliche quedó lastimado y se acercó en busca de asistencia médica. Cuando se dio cuenta de que era perseguido por el otro grupo encontró abierto el pasillo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR