La mediación en conflictos penales. Su aplicación en la suspensión del juicio a prueba (probation)

Autor:Karina E. Battola
Cargo:Abogada, Docente de Criminología en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba.
Páginas:97-114
RESUMEN

I. Introducción. II. Mediación en conflictos penales: 1. Caracteres del procedimiento de mediación en conflictos penales. 2. Objetivos del procedimiento de mediación en conflictos penales. III. Antecedentes. IV. Suspensión del juicio a prueba ( probation ). V. El procedimiento de mediación en las causas susceptibles de aplicar el instituto de pr... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 97

“Ningún cambio democrático en la política del control social puede ser realizable si los sujetos de necesidades y derechos humanos no logren pasar, de ser sujetos pasivos de un tratamiento institucional y burocrático, a ser sujetos activos en la definición de los conflictos de que forman parte y en la construcción de las formas y de los instrumentos de inter- vención institucional y comunitaria idóneos para resolverlos según sus propias necesidades reales”.

Alessandro Baratta

Page 98

I INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo se desarrollará el instituto de la mediación 1 como procedimiento alternativo para la solución de conflictos penales 2 .

A estos fines se analizará, en primer término, la normativa vigente sobre mediación, con el objetivo de observar la posibilidad de aplicación de este procedimiento en conflictos de índole penal. Conjuntamente con ello, se analizarán las características relevantes y los objetivos específicos del procedimiento de mediación en conflictos penales.

En segundo lugar, se desarrollarán los antecedentes legislativos, doctrinales y jurisprudenciales existentes sobre el tema propuesto, tanto a nivel nacional como de derecho comparado.

En tercer lugar, se analizará el instituto de la suspensión del juicio a prueba (probation), haciéndose especial énfasis en el tópico que se refiere al ofrecimiento de “reparación del daño causado” por un hecho delictivo.

Por último, se intentará establecer si el procedimiento de mediación presenta en la actualidad algún grado de funcionalidad recíproca con la figura de suspensión del juicio a prueba (probation) prevista en nuestro ordenamiento jurídico penal.

Este análisis posibilitará detectar la necesidad de modificaciones en materia de mediación, en caso de resultar imprescindible adaptarla al cambio de paradigma que supone brindar respuestas adecuadas a los intereses de los protagonistas de un conflicto penal cuyo tratamiento jurisdiccional permita la suspensión del juicio a prueba (probation) .

II Mediación en conflictos penales

La mediación en conflictos penales, es entendida como “Un procedimiento institucional, en el cual un [...] mediador colabora para que los actores del conflicto derivado de un hecho delictivo, conocido por alguna de las agencias del sistema penal, busquen solucionar sus diferencias a través de una negociación.” (BARMAT, 2000).

Page 99

En este sentido, “conflicto” significa un proceso de interacción (antagónica) en el que intervienen dos o más personas, el cual está co-construido por las partes.

En el procedimiento de mediación los protagonistas de un conflicto, son asistidas por un tercero neutral (mediador 3 ), e intentan solucionar sus discrepancias. Ello implica que las partes directamente involucradas cuenten con la oportunidad de discutir la ofensa, armonizar sus intereses antagónicos y obtener soluciones satisfactorias.

Tal como se mencionó en el punto anterior, el procedimiento de mediación —a nivel nacional— ha sido regulado por la ley 24.573; en tanto que la ley provincial 8858, establece la regulación de este instituto para el ámbito de la provincia de Córdoba.

La característica relevante que surge de dichas legislaciones es que ambas excluyen de su ámbito de aplicación a las cuestiones penales.

Específicamente, en el ámbito de la provincia de Córdoba, se establece en el art. 3º, inc. a, de la ley 8858, que quedan excluídas del ámbito de la mediación los procesos penales por delitos de acción pública , con excepción de las acciones civiles derivadas del delito y que se tramiten en sede penal.

1. Caracteres del procedimiento de mediación en conflictos penales

Si bien, la legislación vigente sobre mediación, como así también distintos autores, entre ellos BARMAT(2000:133) y ROMERO (2002:111), se refieren a las características del procedimiento de mediación en materia penal, no se ha querido obviar la opinión al respecto en este trabajo, considerándose que los caracteres imprescindibles de todo proceso de mediación en conflictos penales son las que se citan a continuación: a) Voluntariedad . Es imprescindible que los integrantes del conflicto decidan de manera voluntaria intervenir en este tipo de procedimiento ya que la utilización de este mecanismo implica la renuncia expresa a derechos fundamentales 4 , como, por ejemplo, el derecho al juicio previo; b) Atención a los intereses de la víctima . Ello significa que se revaloriza con este procedimiento la figura del sujeto pasivo del delito, teniendo este procedimiento como eje central el protagonismo de las partes involucradas en el conflicto, quienes podrán recomponer su situación, basado en sus propios intereses; c) Reparación.

El principal objetivo de este tipo de procedimiento es lograr la reparación del daño producido por el conflicto, utilizando así la modalidad de composición como forma alternativa a la resolución de conflictos; d) Confidencialidad 5 . EstePage 100 principio significa que las negociaciones o tratativas que se efectúen en el procedimiento de mediación deberán ser de carácter reservado por lo que no se podrá utilizar la información obtenida como elemento de prueba en un posterior proceso penal; e) Intervención de un tercero neutral, “el mediador”, quien está desprovisto de todo poder decisorio y es el encargado de acercar a los protagonistas, centrándose en las necesidades e intereses de las partes; f) Estructura . La mediación en conflictos penales deberá respetar las etapas correspondientes a este tipo de procedimiento, esto es, la explicación a los intervinientes sobre el significado de la mediación, la percepción sobre la visión que cada una de las partes tenga sobre el conflicto del que son protagonistas, detectando los intereses y necesidades de las partes, el reencuadre de la situación conflictiva con las diferentes opciones cuya finalidad será que los protagonistas logren una solución al conflicto. Todo ello se realizará con el recurso de las distintas herramientas que se utilizan en un procedimiento de mediación 6 y basado en la organización que efectúe el mediador tal como propone H IGHTON y Á LVAREZ (1995: 231); g) Celeridad. Con el procedimiento de mediación se debe garantizar a las partes intervinientes que los plazos de duración serán relativamente breves, logrando así que la resolución del conflicto, del que son protagonistas, se logre en el menor tiempo posible 7 ; h) Suspensión del proceso judicial 8 . Al decidirse la utilización del procedimiento de mediación en conflictos penales, deberá suspenderse el proceso judicial, a los fines que el mecanismo de mediación continúe el curso que demande el trabajo realizado en esta instancia. Ello, en razón de no tornar ilusoria la posibilidad de conclusión de un acuerdo en mediación. La justificación de esta característica deviene del valor y respeto hacia este tipo de procedimiento y al trabajo allí generado, el cual de modo alguno puede quedar inconcluso y frustarse por el vencimientoPage 101de algún término procesal; i) Seguridad jurídica . Para ello, será necesario que el acuerdo logrado en un procedimiento de mediación, es decir la solución del conflicto, sea causal de extinción de la acción penal 9 .

2. Objetivos del procedimiento de mediación en conflictos penales

Como objetivos específicos del procedimiento de mediación en conflictos penales pueden mencionarse los siguientes:

a) Generar que los protagonistas de un conflicto se comprometan activamente en el tratamiento del mismo. El principal objetivo de este procedimiento es que las personas involucradas en un conflicto, mantengan un protagonismo activo en el tratamiento y resolución del mismo, abandonando así, el rol pasivo que les asigna el proceso penal.

b) Provocar el contacto recíproco de las personas involucradas en el conflicto. El encuentro entre los protagonistas del conflicto permitirá el acercamiento entre ellos, de manera tal que hallen la posibilidad de despejar temores y encontrar respuestas de la otra persona. Ello se efectuará con la ayuda del mediador quien, de modo responsable, merituará esta posibilidad, a los fines de que el encuentro resulte positivo para las partes, evitando que se produzcan situaciones agraviantes que generen la revictimización de las partes involucradas.

c) Inducir a la toma de conciencia de cada una de las partes sobre los efectos del conflicto del que son protagonistas . Ello implica que ambas partes logren comprender razones y móviles de su accionar y el grado de responsabilidad que a cada una de ellas le corresponde dentro del conflicto en el que están involucradas.

d) Integrar la percepción que la otra parte posee sobre el conflicto . Estimular el intercambio de explicaciones que cada una de las partes pueda realizar sobre los acontecimientos, permitirá que ellas comprendan el significado de la situación a la que han arribado.

e) Estimular la búsqueda de soluciones conjuntas y completas . Este procedimiento tiende al encuentro de posibles soluciones —pensadas y meditadas por las mismas partes involucradas— que permitan resolver el conflicto del que son protagonistas.

III Antecedentes

A los fines de analizar antecedentes sobre la temática planteada en el presente trabajo, se hará referencia a la legislación, doctrina y jurisprudencia existentes sobre este tema, tanto a nivel del derecho comparado como de nuestro país.

Page 102

En primer lugar, cabe hacer referencia a la Declaración de Viena correspondiente al Décimo Congreso de las Naciones Unidas sobre...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA