Una confesión reveló el plan de coimas sobreprecios; hay nuevos detenidos

 
EXTRACTO GRATUITO

El llamado "club de la obra pública" sufrió ayer un golpe letal. Carlos Wagner, el mandamás de la Cámara de la Construcción durante el kirchnerismo, brindó la declaración más trascendente para la investigación de los . Uno de los empresarios "favoritos" de dio detalles sobre el reparto de la obra pública entre las empresas del sector y reconoció que existió un mecanismo de retornos y coimas a los exfuncionarios.Lo más relevante fue la descripción de la metodología. Dijo que los adelantos, que eran de entre el 10 y el 20% del precio del proyecto y que sirven para poner en marcha el obrador y acopiar material, se devolvían a la banda del . Para hacer los primeros trabajos se utilizaba el IVA, que no se depositaba y se difería."Wagner hizo un aporte importantísimo a la causa, el más importante de todos", señaló a LA NACION una fuente con acceso a la investigación. El empresario arrepentido firmó un acuerdo con la Justicia, se convirtió en imputado colaborador del expediente y salió en libertad.Así, el empresario marcó una profunda diferencia con el resto de los empresarios imputados, que vienen afirmando, coincidentemente, que las entregas de dinero en efectivo al exsegundo de , , y a sus laderos,eran meros aportes a la campaña electoral.Pero hubo más novedades ayer en Comodoro Py. Además del constructor, declaró como imputado Luis Betnaza, directivo de la compañía Techint.El exministro Julio De Vido, por su parte, llegó detenido, presentó un escrito y volvió esposado al penal de Marcos Paz.Jorge Neira y Gerardo Ferreyra, ambos de la empresa Electroingeniería, siguieron caminos distintos. Neira se arrepintió y confesó que pagaba coimas, mientras que el socio de la firma cordobesa amplió su indagatoria, pero argumentó que como militante solo hizo aportes para la campaña.Claudio Glazman, exdirector de Sociedad Latinoamericana de Inversiones, también confesó haber pagado retornos y salió en libertad.Por la tarde, además, se negoció con Aldo Roggio, presidente del Grupo Roggio. Llegó a un acuerdo y se presentará el martes. Hugo Eurnekian, sobrino de Eduardo, de Corporación América, también declaró ante las autoridades judiciales.Anoche, hubo dos detenciones más. Los empresarios Juan Carlos Lascurain y Raúl Vertúa, que habían declarado en la semana y negado su participación, quedaron presos. Además, Claudio Uberti, conocido por el escándalo de las valijas, y José María Olazagasti, exsecretario de De Vido, eran buscados para ser...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA