Conducirá la Gendarmería un retirado por el kirchnerismo

La designación del comandante general Gerardo Otero como director nacional de la Gendarmería fue el anuncio más impactante al darse a conocer ayer las nuevas jefaturas de esa fuerza, de la Prefectura y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Es que, con el nombramiento de Otero, el Ministerio de Seguridad buscó a un oficial que estaba en situación de disponibilidad, algo poco habitual, y de ese modo exhibir un cambio completo frente a decisiones tomadas por la gestión anterior.

Además de esa promoción, el Gobierno decidió nombrar como jefe de la Prefectura al prefecto general Eduardo Scarzelo, tercero hasta el momento en la línea de mando de esa fuerza como director general de Seguridad, y como subjefe, al prefecto general Hugo Ilacqua, actual director de Planeamiento.

En tanto. la PSA estará a cargo de Alejandro Itzcovich Griot, quien se desempeñaba como coordinador de incorporaciones de la Policía Metropolitana y con varios trabajos y presentaciones sobre narcotráfico.

En el caso de la Policía Federal se mantendrá como jefe al comisario general Román Di Santo, al menos durante la consolidación del traspaso de las 54 comisarías a la ciudad de Buenos Aires y la reestructuración de los 25.000 efectivos que continuarán bajo mando federal.

Más allá de las modificaciones esperadas en las fuerzas frente a cada cambio de gobierno, en la Gendarmería se concretó la modificación de mayor profundidad.

La Casa Rosada apeló a la ley orgánica de la Gendarmería, que determina que las situaciones de disponibilidad -en la práctica, la carencia de destino y funciones- pueden ser resueltas por el Poder Ejecutivo hasta cumplirse un año de esa condición. Después de ese plazo se ingresa en un retiro obligatorio. Otero había sido desplazado de la tercera posición de la Gendarmería en septiembre pasado, cuando se modificó la cúpula.

En ese momento, una discusión entre el entonces jefe de los gendarmes, comandante general Enrique Zach, y el entonces secretario de Seguridad, Sergio Berni, generó un cimbronazo dentro de la fuerza. Ese fuerte diálogo telefónico entre Zach y Berni se produjo en los últimos días de julio, durante el acto por el aniversario de la Gendarmería y en momentos en que la Panamericana era bloqueada por una protesta.

Casi dos meses después -y con otros cruces en el medio-, Zach quedó afuera y se dio paso al comandante general Omar Kannemann. El nombre de Otero había aparecido en esas horas como reemplazante natural de Zach, pero el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR