Condenan a prisión al ex mayordomo del Papa

 
EXTRACTO GRATUITO

ROMA.? Paolo Gabriele miraba fijo el retrato de Benedicto XVI colgado en la pared del pequeño recinto del tribunal del Vaticano. http://www.lanacion.com.ar/1515007-el-ex-mayordomo-del-papa-fue-condenado-a-18-meses-de-prision y lucía impasible cuando ayer se conoció la esperadísima sentencia del "juicio del siglo"."En nombre de Su Santidad Benedicto XVI gloriosamente reinante y la Santísima Trinidad", tal como leyó solemnemente el presidente del tribunal, Giuseppe Dalla Torre, la corte condenó por robo agravado al "cuervo" Gabriele a 18 meses de prisión, pena que fue reducida.La disminución fue por ausencia de antecedentes penales, buen comportamiento anterior al hecho, arrepentimiento y convencimiento del imputado de haber actuado de manera errónea, pero de buena fe. Considerado el culpable del VatiLeaks, la mayor filtración de documentos secretos del departamento papal, que desnudó feroces internas en el gobierno central de la Iglesia Católica, Gabriele fue también condenado a pagar los gastos del proceso.Benévola, la condena será con seguridad anulada por el Santo Padre, que en los próximos días le concederá el perdón a su ex mayordomo. "No puedo hablar de tiempos, pero puedo decir que es muy verosímil que el Papa le conceda a Gabriele la gracia", dijo el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede.Lombardi también indicó que "Paoletto", de 46 años y padre de familia, después del veredicto volvió a su casa del Vaticano, donde desde mediados de julio cumple arresto domiciliario. La abogada defensora del "cuervo", por su parte, hizo saber que no apelará la sentencia.http://www.lanacion.com.ar/benedicto-xvi-t169 o ?para algunos considerado una farsa?, hubo requisitoria del fiscal (40 minutos), arenga de la defensa (20 minutos) y una última y dramática intervención de "Paoletto"."¿Se siente culpable o inocente?", le preguntó Dalla Torre. "Lo que siento dentro mío es la convicción de haber actuado por exclusivo amor, visceral diría, por la Iglesia de Cristo y por su jefe visible. Y tengo que repetir, no me siento un ladrón", respondió Gabriele, como siempre, impasible.Al inicio de la sesión, en su requisitoria el promotor de Justicia, Nicola Picardi, pidió para el máximo imputado del escándalo una pena de tres años de reclusión y la interdicción perpetua, pero limitada a cualquier empleo en oficinas públicas.Por su parte, Cristiana Arru, abogada defensora de Gabriele, reclamó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA