Conclusión

Autor:Rodolfo E. Capón Filas
Páginas:1445-1453
 
EXTRACTO GRATUITO
Tratado de Derecho del Trabajo
1444 1445
Conclusión: nal abierto
“No, en cuanto la vida esté normalizada,
cuando todo empiece a funcionar, lo opero,
será cuestión de semanas, Por qué nos he-
mos quedado ciegos, No lo sé, quizá un día
lleguemos a saber la razón, Quieres que te
diga lo que estoy pensando, Dime, Creo que
no nos quedamos ciegos, creo que estamos
ciegos, Ciegos que ven, Ciegos que, viendo,
no ven”
saramago, José, Ensayo sobre la ceguera,
Santillana, Madrid, 1996, pág. 240.
2417. ¡Ay de los ciegos que no quieren ver!
Si no hay piso y sólo un hoyo, todos podemos caer en él.
¿Cómo lograr que los ciegos vean y así esquivar la trampa
abierta?
2418. El camalote mencionado en la Introducción, entran-
do en el Río de la Plata y traspasando San Clemente del
Tuyú, ya ha llegado al mar.
El Tratado ha llegado a su n pero, antes de cerrarlo, el
autor desea entregar al lector reexiones enviadas por quie-
nes han participado en la lectura y corrección de sus Capí-
tulos.
2419. Adriana huguenin recuerda: “Las ciencias sociales
nos enseñan que la existencia de una sociedad supone la pre-
existencia de un pacto, compromiso o acuerdo fundante, por
el cual sus integrantes resignaron parte del goce personal
de los benecios del sistema para aportarla al todo, a n de
que se reasigne esa porción entre los menos beneciados de
ese mismo sistema. No hay comunidad humana posible sin
que exista en su seno un bien común, que se constituye como
bien público esencial del que todos pueden sacar provecho y
represente, a partir de allí, para cada uno de los miembros
del grupo, el signo de su humanidad. Ese bien común que
impone sacricios, exige de cada uno la renuncia de cierto
goce. Lo que reconoce la humanidad de cada uno es compar-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA