Las compras de ropa de argentinos en el exterior provocan pérdidas al Estado

 
EXTRACTO GRATUITO

A todas las dificultades que debe enfrentar la industria textil argentina, debe sumar una más: las compras de indumentaria que hacen los argentinos en el exterior y que ingresan en sus valijas por Ezeiza: según estimaciones que surgen de cruzar los datos del Indec sobre salida de ciudadanos del país en el primer semestre del año y el dato de gasto en indumentaria en Chile aportado por el Ministerio de la Producción (luego traspolado a otros países), la suma ascendió a unos US$ 2.432.153.110. Eso no es todo: la pérdida que esa acción le provoca al Fisco es de unos US$ 913 millones en seis meses; es decir, US$ 1826 millones al año.

En efecto, según estimaciones del Ministerio de Producción, los gastos en indumentaria de los 209.000 argentinos que viajaron a Chile en el primer semestre del año son de US$ 240 millones. En tanto, el número de argentinos que viajaron a otros países fue de 1.909.000.

Una ecuación de regla de tres simple arroja como resultado que cada uno de esos 209.000 argentinos que viajaron a Chile gastó US$ 1148 (esta es, de todos modos, una estimación muy conservadora). Así, multiplicando esa cifra por los 1.909.000 que viajaron a otros países, se llega a la suma de US$ 2.192.153.110. Si a esta última cifra se le suman los US$ 240 millones gastados en Chile, se llega a US$ 2.432.153.110 (es decir, 4.864.306.220 anuales).

Ahora bien, ¿qué pasaría si eso se gastara en la Argentina? Fernanda Laiún, especialista en impuestos y precios de transferencia y socia de Laiún, Fernández Sabella y Smudt, ayuda en la tarea de descifrar cuánto de impuestos se debería haber pagado.

Así, los minoristas deberían haber vendido US$ 4864.306.220 (algo que tiene incluido el 21% de IVA, que son US$ 844 millones); después está Ingresos Brutos (una tasa promedio de 5%, lo que da US$ 201 millones); sumado a que esa plata movida bancariamente debe pagar por impuesto al cheque (1,2%, que son US$ 58,37 millones). Además, el minorista tuvo que pagar impuesto a las ganancias: suponiendo que el negocio le deja 20% de rentabilidad neta, tendría que haber pagado 281,4 millones de dólares. Si se hace la suma de todo, la cifra asciende a US$ 1385 millones.

"Pero el minorista no es el único eslabón de la cadena. Entonces, hay que considerar también al mayorista (que parte fabrica y parte importa)", aclara Laiún. Asumiendo que el negocio minorista a lo que compra lo factura el doble, se deduce que le compra al mayorista por una suma de US$ 2400 millones. Ahí, el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA