A propósito de la presión y su comportamiento

Autor:Carlos A. Seara
Cargo:Geólogo

Cuando estamos frente a una noticia periodística de trascendencia son muchos los interrogantes que se quedan en el tintero, por diversos motivos: unos por falta de relacionamiento, otros por carencia de conocimiento y eso que a veces las cuestiones son del diario vivir y sin embargo, pasan sin pena ni gloria hasta que un hecho de magnitud ocupa los titulares en radios, televisión y prensa escrita, haciéndonos reflexionar sobre el escaso saber que poseemos respecto de la cuestión que será vedette durante un par de días o a lo sumo una semana.

En este caso nos ocuparemos de la presión.

¿QUÉ SABEMOS DE LA PRESIÓN?

Que es una magnitud física utilizada para caracterizar la influencia de una fuerza perfectamente distribuída sobre una superficie por lo que su valor se da en unidades de fuerza por unidad de área, esto es Kg/cm2.

Es un vector unitario y normal a la superficie en el punto donde se procura medir la presión.

Tiene una fuerte influencia sobre la vida diaria pues participa de cuestiones tan comunes como: los frenos hidráulicos; en los bulbos de presión de aceite; los neumáticos de automóviles, bicicletas, cuadriciclos, etc.; en los equipos de refrigeración; en la práctica de deportes como el futbol o del rugby; en las redes ciudadanas para conducción de fluidos como gas o agua; en los estados de la atmósfera, en la salud con la presión arterial; en la cocina doméstica con las ollas a presión; los bulbos de presión de las fundaciones de cualquier emprendimiento instalado sobre el suelo; etc.

Participa de nuestra vida sin que nosotros sepamos a, ciencia cierta, de lo que se trata, de cómo opera y las consecuencias que de ella derivan, tanto para bien, como para mal.

En estos días muchos se han ocupado de la presión sin advertir que hechos muy distantes pueden vincularse íntimamente.

LA EXPLOSIÓN DE GAS DE ROSARIO Y EL FRACKING

Son dos imágenes que si no fuera por la presión no se podrían desarrollar en conjunto.

En el primero de los casos la liberación del gas a presión (2 kgm/cm2) en la red y (0,2 kgm/cm2) en el edificio, ocasionó la explosión, posterior ignición y derrumbe del edificio de nueve pisos con un luctuoso saldo de víctimas ypérdidas materiales no solo en la construcción afectada sino en un radio de varias manzanas.

En el segundo sino fuera por la inyección de agua a altísima presión (5.166 kgm/cm2), (5.000 atmósferas), (2.583 veces mayor que la presión del gas en la red y más de 25.800 veces que la presión...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba