Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 22 de Febrero de 2012, expediente C 105719

Presidentede Lázzari-Hitters-Negri-Kogan
Fecha de Resolución22 de Febrero de 2012
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 22 de febrero de 2012, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresde Lázzari, Hitters, N., K.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 105.719, "Complejo Urbanístico Docente I Simple Asociación Civil contra Di Giulio, A.. Desalojo".

A N T E C E D E N T E S

La Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y de Garantías en lo Penal del Departamento Judicial de Zárate Campana confirmó el pronunciamiento de primera instancia que había hecho lugar a la acción de desalojo impetrada.

Se interpuso, por la demandada, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor de L. dijo:

I. Complejo Urbanístico Docente I Simple Asociación Civil promovió demanda de desalojo contra D.G., A. (v. fs. 61/64 vta.).

Refiere la actora en cuanto a su personalidad que es una simple asociación civil, constituida conforme los términos del art. 46 del Código Civil, cuyo objeto consistió en la construcción de viviendas económicas con el aporte de sus asociados, mediante el pago de cuotas previstas por la cláusula tercera del estatuto social constitutivo obrante a fs. 7/27 vta.

Que la demandada fue la socia n° 40, siéndole adjudicada el 20 de agosto de 1994 una de las unidades de vivienda construidas, en carácter de tenedora provisoria y precaria.

Que habiendo la misma incurrido en mora reiterada en el pago de las cuotas sociales, así como incumplido los compromisos de pago asumidos en las posteriores refinanciaciones de deuda pactadas, no obstante las repetidas intimaciones formalizadas por la Comisión Administradora del complejo, la sociedad actora resolvió, por unanimidad, excluir a la señora D.G. de su calidad de socia, disponiendo la revocación de la tenencia precaria de la unidad habitacional oportunamente acordada. Vencido el emplazamiento a restituir el inmueble, no habiéndose el mismo verificado, debió iniciarse la presente acción de desalojo.

Corrido el traslado de ley, se presentó la señora A.D.G., invocando su condición de poseedoraanimus dominidel inmueble en cuestión pues el contrato de sociedad en rigor no constituyó -a su modo de ver- sino una compraventa inmobiliaria, de la cual resultó compradora y cuyo objeto fue la transmisión dominial de la vivienda una vez abonada la totalidad del precio. Prueba de sus alegaciones -afirma- son los actos posesorios que a título de dueña dice haber efectuado sobre la unidad. Asimismo, justificó el atraso en el pago de las cuotas sociales en los elevados intereses punitorios pactados en el estatuto social, que calificó de contrarios a la moral y las buenas costumbres, siendo la cláusula respectiva leonina...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR