Comisiones y cooperadoras en el siglo XXI: el caso de Gral.Villegas

Autor:Equipo Federal del Trabajo
RESUMEN

La experiencia vivida durante estos últimos cinco años me han demostrado que nobles instituciones como han sido las comisiones y cooperadoras de apoyo a Bibliotecas Populares, Escuelas, asociaciones gremiales agropecuarias son insostenibles en el siglo XXI.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

La experiencia vivida durante estos últimos cinco años me han demostrado que nobles instituciones como han sido las comisiones y cooperadoras de apoyo a Bibliotecas Populares, Escuelas, asociaciones gremiales agropecuarias son insostenibles en el siglo XXI.

Fueron instituciones que funcionaron durante el siglo XIX donde el ritmo de vida era mucho más lento, sin tantas ocupaciones y preocupaciones como lo es hoy esta carrera desenfrenada por el consumismo. Consumismo que permea a toda la sociedad desde los políticos más encumbrados hasta el más humilde habitante de pueblos alejados de los grandes centros urbanos. El TENER se ha impuesto sobre el SER.

La muerte de Alfonsín, el 31 de marzo del 2009 puso de manifiesto que se puede hacer política sin enriquecerse obscenamente, empobreciendo al país, lucrando con la indigencia, fomentando el clientelismo. Se predica con el ejemplo. Lamentablemente los políticos que le sucedieron no siguieron esta conducta de austeridad, honestidad.

Comisión de Apoyo a la Biblioteca Pública Municipal y Popular de Gral. Villegas

Tuve la experiencia de gestionar durante el período 2003-2008 la red de Bibliotecas Públicas, Municipales y Populares del Partido de Gral. Villegas Provincia de Buenos Aires. El primer problema que se nos presentó fue armar la Comisión de Apoyo de la Biblioteca, a las personas que les proponíamos nos agradecían la invitación, pero estaban muy ocupadas. Elegantemente eludían el compromiso. No obstante tuvimos que seguir adelante en la búsqueda y convocar al menos a quince personas. Se hicieron varias reuniones, hasta que en la última se votó a las personas que ocuparían los diferentes cargos. La mayoría pedía que las pusieran en los cargos de menor responsabilidad pues por sus tareas no tenían tiempo para dedicarle a la Biblioteca, en este caso la Biblioteca Central, ya que cada Biblioteca de los nueve Pueblos del Partido, a su vez tiene su propia Comisión de Apoyo. De esta forma se procedió hasta llegar al cargo de Presidente y recayó en la persona que no tenía trabajo y muchas ganas de protagonismo. Obviamente en ese momento no nos dimos cuenta de ese pequeño detalle. Al contrario creíamos que habíamos hecho una excelente elección. Después nos dimos cuenta que habíamos cometido un gravísimo error por los trastornos que ocasionó a la Institución. Con el transcurso del tiempo el resto de los miembros de la Comisión tuvo que pedirle su renuncia pues el carácter y necesidades materiales de esta persona hacía imposible un trabajo en equipo desinteresado y ad honorem.

En reuniones con personal de CONABIP (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares) se planteó el tema de la incompatibilidad de las Bibliotecas Municipales con las Populares. La gestión de la Lic. María del Carmen Bianchi hacía hincapié en apoyar a las Bibliotecas netamente Populares, gestionadas por la comunidad y no a las Municipales. Fue muy difícil hacerles comprender que si no contábamos con el apoyo Municipal, (en éste caso el municipio se hace cargo de los sueldos, casi 20 personas y del mantenimiento del edificio) el subsidio de $10.000 anuales que se recibía vía CONABIP hacía inviable el sostenimiento de esta estructura. Para entender la envergadura de las actividades que lleva adelante esta red de bibliotecas se puede consultar su página www.bibliotecavillegas.com.ar

El papel que cumplen las Comisiones de Apoyo es fundamental, ya que estas instituciones necesitan contar con personería jurídica para manejar fondos, pues además mucho de los fondos que reciben también son subsidios municipales. Si bien en este período se dio la Reforma Administrativa Financiera Municipal, conocida por sus siglas RAFAM, donde cada organismo municipal tiene que presentar su presupuesto anual. Pero como hay cosas que no salen por RAFAM hay que pedir subsidios que recibe la Comisión.

El tema subsidios, en su momento no me daba cuenta, pero se presta a un manejo inescrupuloso por parte del Ejecutivo Municipal. Y ahora también de moda en el Ejecutivo Nacional. Y más cuando se combina con gestiones poco transparentes de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA