Comida sana y buena salud

 
EXTRACTO GRATUITO

Lógicas expectativas ha despertado el anuncio desde el Ministerio de Salud Pública de que se promoverán acciones tendientes a inculcar y fortalecer sanos hábitos alimentarios en la población, que impliquen un estilo de vida fundado en conocimientos probados, que aseguren la calidad de la nutrición. Para ese propósito se pondría en marcha un plan subdividido en plazos, con metas y controles adecuados, que supone tanto el desarrollo de un proceso informativo como formativo.

De manera amplia, puede afirmarse que se tratará de incorporar en la conducta de nuestra población normas de buena alimentación que permitan evitar enfermedades y aminorar los daños a la salud. Por el contrario, quien emplea con frecuencia en sus comidas exceso de sal, azúcar o grasas crea condiciones que aumentan la probabilidad de que esos componentes se conviertan en factores de riesgo que deriven en males tales como la hipertensión, la diabetes tipo 2 y la obesidad.

Como ha señalado el doctor Alberto Cormillot, conocido especialista en nutrición designado coordinador del área de Alimentación Saludable de la cartera de salud, "si no se modifica el ambiente obesogénico es muy difícil cambiar los hábitos". Ese cambio es complejo y debe atender a las causas. Entre ellas se cuentan, lamentablemente, la mala nutrición o la desnutrición por efectos de la carencia de recursos para acceder a los alimentos adecuados; otra situación puede ser consecuencia de una enfermedad, como la que sufre el celíaco.

Según se ha podido conocer, las políticas públicas que se pondrán en juego incluyen una serie de pasos, entre los cuales se cuentan...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA