Comentarios Generales sobre el proyecto de nuevo Código Civil y Comercial

Autor:Marcelo U. Salerno
Páginas:71-75
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 71

Ver Nota1

I

Durante el período de la organización nacional, surgió la idea de codiicar el derecho argentino, a in de hacerlo inteligible para los habitantes de nuestro territorio. La Constitución de 1853-1860 así lo dispuso, además de inducir “la reforma de la legislación en todas sus ramas”, precepto que se encuentra en vigor (art. 24). Entonces todo estaba por hacerse en lo institucional.

La codiicación comenzó con la rama mercantil, ya que en el año 1862 se sancionó el Código de Comercio. En su versión original incorporó normas del “ius commune”, de manera que en cierto sentido fue uniicado, pues contenía en su normativa disposiciones de naturaleza civil, las que luego serían suprimidas (ley 2637 del año 1889). Más tarde, fue aprobado el Código Civil, durante la presidencia de Sarmiento, cuando recién había concluido la guerra de la Triple Alianza. Causó la ruptura formal con el pasado jurídico, consagrando el principio de exclusividad; todas las leyes anteriores perdieron vigencia (art. 22 Cód. Civ.) Nació un nuevo orden privado en el país.

Pertenece al senador Bartolomé Mitre la moción en la Cámara Alta de sancionarlo sin ningún debate, aduciendo que era la obra cientíica de un hombre de ciencia. El Congreso aprobó a libro cerrado el Proyecto que redactó Dalmacio Vélez Sarsield. Dicho modo de aprobación a posteriori ocasionó algunos problemas, debido a la rapidez con que procedieron los senadores y los diputados. La ley 340 sancionó el “corpus” encargando a la Corte brindarle un informe anual sobre las dudas y diicultades que ofreciere en la práctica, así como “los vacíos que encontraren en sus disposiciones” (art. 20º). Años después se le hicieron más enmiendas (ley 893 de 1872). En 1882 se dictó otra ley de fe de erratas sobre la base de la edición oicial impresa en Nueva York el año 1870.

Al día de hoy perduran ambos “códices”, el Civil y el Comercial, aunque tuvieron diversas modiicaciones en su texto; por alguna razón han podido subsistir, resistiendo los embates del tiempo. Fueron reformados en varias oportunidades para adecuar su normativa a las necesidades del tráico moderno. Entre las enmiendas de mayor importancia cabe destacar la incorporación del matrimonio civil en el año 1888 (ley 2393) y las relativas a las sociedades comerciales y los concursos. La aprobación de una serie de leyes correspondientes al derecho privado, algunas de carácter complementario y otras no, dieron lugar al fenómeno caliicado como “descodiicación”. Simultáneamente durante el siglo XX se emprendieron varios intentos de dictar nuevos Códigos, a in de hacer una revisión integral de los vigentes. El pensamiento actual tiende a la uniicación no solo de los contratos, sino de todas las instituciones, en un solo cuerpo legal. La Carta Política de 1994 encomienda al

Page 72

Congreso dictar los Códigos Civil y Comercial “en cuerpos uniicados o separados” (CN art. 75 inc.
12); también dispone se dicte un “Código del Trabajo y de la Seguridad Social”, asignatura pendiente por el momento.

Resulta usual atribuir a Vélez Sarsield la autoría de nuestro sistema, lo cual es cierto respecto a su estructura que no varió con el tiempo. Pero esa airmación no es veraz por cuanto la ley se independiza del legislador, habiendo caído en desuso la hermenéutica mediante las fuentes históricas. En la actualidad, aún las normas que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA