RCT Comentado Título XV- Disposiciones Complementarias

RESUMEN

Artículo 275: Conducta maliciosa y temeraria. - Cuando se declarara maliciosa o temeraria la conducta asumida por el empleador que perdiere total o parcialmente el juicio, será condenado a pagar un interés de hasta dos veces y media el que cobren los bancos oficiales, para operaciones corrientes de descuento de documentos comerciales, el que será graduado por los jueces, atendiendo a la conducta... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Normas concordantes

Declaración Universal de Derechos Humanos

Art. 23

  1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.

    ………

    Art.28

    Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

    Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo

    Art.2

    La OIT declara que todos los Miembros, aun cuando no hayan ratificado los convenios aludidos, tienen un compromiso que se deriva de su mera pertenencia a la Organización de respetar, promover y hacer realidad, de buena fe y de conformidad con la Constitución, los principios relativos a los derechos fundamentales (de los trabajadores).

    Pacto de San José de Costa Rica

    Sentido de los Derechos Fundamentales

    Considerando segundo

    Los derechos esenciales del hombre no nacen del hecho de ser nacional de determinado Estado, sino que tienen como fundamento los atributos de la persona humana, razón por la cual justifican una protección internacional, de naturaleza convencional coadyuvante o complementaria de la que ofrece el derecho interno de los Estados americanos

    Deberes de los Estados y derechos protegidos

    Art. 1. Obligación de respetar los derechos

  2. Los Estados partes en esta Convención se comprometen a respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.

  3. Para los efectos de esta Convención, persona es todo ser humano.

    Art 2. Deber de adoptar disposiciones de derecho interno

    Si en el ejercicio de los derechos y libertades mencionados en el artículo 1 no estuviere ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter, los Estados partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las disposiciones de esta Convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades.

    Declaración Sociolaboral del MERCOSUR

    Art. 14.- los Estados Partes se comprometen a promover el crecimiento económico, la ampliación de los mercados interno y regional y la puesta en práctica de políticas activas referentes al fomento y creación del empleo, a fin de elevar el nivel de vida y corregir los desequilibrios sociales y regionales

    Constitución Nacional

    Art.14 bis. El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial.

    Bases Constitucionales para América Latina y el Caribe

    Art 88. La Unión Latinoamericana adopta como modelo de organización del mundo del trabajo el paradigma del trabajo decente.

Comentario

Rodolfo Capón Filas

El derecho penal del trabajo absorbe tanto los in-cumplimientos del trabajador como los del empleador. En el caso de éste, no sólo los acosos pequeños o graves sino también las tardanzas en los pagos. Uno de los casos más frecuentes consiste en la demora en litigar, con el claro objetivo de ganar tiempo para satisfacer la deuda en moneda devaluada. Esta in-conducta está expresamente señalada en el art.275, que establece

la sanción que puede ser impuesta por el tribunal.

En momentos de ajuste estructural, cuando se impone un fardo pesado a los trabajadores y excluidos del sistema mientras aumentan las ganancias de las minorías 1, se exponencia la carga de los empleadores de actuar con buena fe, sobre todo evitando maniobras evasivas de sus obligaciones que, mientras trasladan la satisfacción de sus deudas a un futuro cuanto más lejano mejor, aumentan la situación de desamparo de los trabajadores que deben cuasi resignarse a satisfacer un nuevo precio, el de la espera forzosa. Si bien esa conducta desaprensiva de algunos empleadores es favorecida por el clima de laissez faire, laissez passer colectivo propio del neoliberalismo imperante2 la misma sigue siendo responsabilidad personal de quien la realiza. Siendo así, como « el Estado de Derecho es la condición necesaria para establecer una verdadera democracia y no hay democracia verdadera y estable sin justicia social, cabe .... la observancia de la ley y de los derechos humanos..”3, ante casos de ese tipo se debe aplicar RCT art.275 en toda su dimensión punitiva.

Sentado ello, RCT art. 275, integrante del Derecho Penal del Trabajo, es una norma sancionadora de la culpa o del dolo del empleador que perdiere total o parcialmente el proceso cuando en el comienzo, en el transcurso o en la finalización de la relación laboral, utilizando desaprensivamente su poder económico, social, cultural o político, ha perjudicado al trabajador, dificultándole o impidiéndole ejercer en plenitud sus derechos.

Esta conducta debe ser sancionada por el Poder Judicial, último guardián de los derechos laborales ya que “los jueces del trabajo, más que herramientas del derecho, son una muralla contra la injusticia....Muchos trabajadores han recuperado su dignidad luego de una sentencia justa que ha reconocido sus derechos conculcados”4

La norma supone malicia o temeridad. La primera equivale al dolo, la segunda a la culpa. Los varios ejemplos de ambas funcionan como figuras abiertas para que el juez de trabajo, valorando la situación, sancione al empleador. Como se sabe, carece de razonabilidad que en una época signada por la dureza del ajuste estructural el apelante demore satisfacer el crédito que es de naturaleza alimentaria, argumentando razones sin substancia real y normativa.

Jurisprudencia

CNCiv, Sala G, “Dendrón S.A. c/Ricci Ballarini, Angel F y otro”, 07.05.1999

La temeridad o malicia aprehendida en el art. 45 del Cód.Procesal se desdobla en dos elementos subjetivos: dolo, intención de infligir una sinrazón o "torto", y culpa, insuficiente ponderación de las razones que apoyan la pretensión o discusión, respecto de la cual la doctrina exige que la falta de fundamento aparezca en una indagación elemental(Francisco Carnelutti, "Sistema de Derecho Proce sal Civil", traducción de Niceto Alcalá-Zamora y Castillo y Santiago Sentis Melendo, Buenos Aires, U.T.E.H.A., 1944, t. II, núm. 175, ps. 128/130). Ambos concurren a configurar la "conciencia de la propia sinrazón", consistente en promover o prolongar un proceso en forma dolosa o culposa (Enrico Redenti, "Derecho Procesal Civil", traducción de Santiago Sentis Melendo y Mariano Ayerra Redín, Buenos Aires, E.J.E.A., 1957, t. I, ps. 182/183) o, como decía otro maestro italiano, "...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA