CNAT Sala VIII. Encuadre sindical y voluntad de los trabajadores

 
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA Nº 40078 JUZGADO Nº 54

AUTOS: “S.T.I.A. Sindicato Trabajadores de Industrias de la Alimentación y otro c. GATE GOURMET ARGENTINA S.A. s. Acción de Amparo”

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 12 días del mes de marzo de 2014, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR LUIS ALBERTO CATARDO DIJO:

I.- Llegan las presentes actuaciones a este Tribunal, tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que decretó la nulidad de la sentencia de la Sala III de esta Cámara (ver fs. 741/744, 396/400), para dictar un nuevo pronunciamiento ante el recurso de apelación deducido por el Sindicato de Choferes de Camiones, Obreros y Empleados del Transporte de Carga por Automotor Servicio de Logística y Distribución de la Ciudad Autónoma y Provincia de Buenos Aires, destinado a cuestionar la sentencia de primera instancia que decretó la nulidad del acuerdo suscripto el 15.07.2010 entre la demandada Gate Gourmet Argentina S.A. y el sindicato apelante por haber soslayado el procedimiento previsto por el artículo 59 de la Ley 23.551 y por el Decreto 1040/01 (ver fs. 351/357, 366/384).-

II.- Para así decidir, la señora Jueza a quo, con remisión a las constancias probatorias que citó, y de su prolijo análisis, en los términos de las reglas que gobiernan la cuestión en materia de prueba (artículo 386 C.P.C.C.N.) fincó su decisión en los siguientes fundamentos: (a)” …la entidad sindical actora ejerce desde largo tiempo la representación de los trabajadores de la empresa; que en el ámbito de su personería gremial FTIA suscribió con la Federación de Industrias de Productos Alimenticios y Afines ( FIPAA) y su Cámara el CCT 244/94 comprendiendo a los trabajadores de la industria de la alimentación, norma convencional que la accionada aplica en su establecimiento dada su actividad principal, como así también los distintos acuerdos salariales celebrados en el marco del convenio citado. Siendo ello así el acuerdo suscripto por la empresa y el Sindicato de Choferes de Camiones carece de toda validez, resultando por ende inoponible a la actora”; (b)”… la realidad fáctica revela que quien se encuentra ostentando la representación de los trabajadores en la empresa es la actora, por lo que resulta contrario al sentido lógico de la sana crítica sostener que sea aquélla quien ejerce, insisto, la representación sindical y convencional del personal de la demandada, la que deba transitar el procedimiento previsto por el artículo 59 de la Ley 23.551, por el contrario, entiendo que es el Sindicato de Choferes de Camiones quien se atribuye la representación del personal de una empresa la que debió recurrir al procedimiento previsto por la norma legal citada que como es sabido regula en forma imperativa los conflictos de encuadramiento sindical los que deben transitar las vías asociacionales y en su caso administrativa, para luego ser susceptible de revisión judicial según lo normado por los artículos 59 párrafo 3º y 62 inc.b) de la Ley 23.551, procedimiento que en el caso no se ha seguido”; (c) “…si se entendiera la cuestión como un encuadramiento convencional conforme se refleja en el acta acuerdo al pactar las partes la aplicación del CCT 40/89 aparece flagrante la carencia de la representatividad del Sindicato de Choferes de Camiones porque conforme lo antes dicho carece de representación y legitimidad para celebrar un convenio colectivo respecto del personal de la demandada”; (d)”… el objeto de la pretensión no versa sobre un encuadramiento sindical, ello sin perjuicio de resaltar que no surge de las constancias de la causa que la personería gremial otorgada al Sindicato de Choferes abarque los trabajadores que la misma pretende representar”; (e)”…si la empresa se creyó con derecho a solicitar el cambio de encuadre sindical debió haber transitado el procedimiento previsto por el decreto 1040/01…procedimiento que en el caso no ha sido seguido. Es cierto que en el marco de los contratos individuales de derecho la empleadora puede aplicar condiciones más beneficiosas a los trabajadores que las establecidas por la ley o por un convenio colectivo de trabajo (cfr. art. 7 LCT), pero lo que no puede hacer es decidir una cuestión de encuadramiento sindical, tal como lo hizo al reconocer la representación de un grupo de trabajadores de la empresa, apartándose de las normas legales que imperan para su resolución.”

III.- El Sindicato apelante finca su disconformidad en las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA