Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala A, 30 de Junio de 2020, expediente CIV 016851/2015/CA001

Fecha de Resolución:30 de Junio de 2020
Emisor:Camara Civil - Sala A

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

.J.H. y otra c/ Hospital Privado Modelo S.A. s/

Daños y perjuicios

LIBRE N° 16851/2015

Juzgado Civil n.° 110

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de junio del año dos mil veinte, en acuerdo -en los términos de los arts. 3 y 4 de la Acordada n° 12/2020, el apartado IV, puntos 2 y 3 del Anexo I de la Acordada 14/2020, la Acordada n° 16/2020, la Acordada n° 18/2020

y la Acordada 25/2020 de la C.S.J.N.- los Señores Jueces de la S. “A” de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “.J.H. y otra c/ Hospital Privado Modelo S.A. y otros s/ Daños y perjuicios” , respecto de la sentencia de fs. 584/600 vta., el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿SE AJUSTA A DERECHO LA

SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo, resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señores jueces de cámara doctores: S.P. - RICARDO LI ROSI.

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL DR.

S.P. DIJO:

  1. La Sra. juez de grado hizo lugar a la demanda entablada por J.H.C. y G.P.G., y en consecuencia condenó a Hospital Privado Modelo S.A.,

    A.S., “sindicatura E.G.-.R.H.” (sic, fs.

    600), J.L.G.A. y J.D.H.G. a abonar a los primeros las sumas de $ 1.350.000 y $ 1.320.000,

    Fecha de firma: 30/06/2020

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    respectivamente, con intereses y costas. Hizo extensiva la condena a Prudencia Compañía Argentina de Seguros Generales S.A., en los términos del art. 118 de la Ley 17.418.

    El pronunciamiento fue apelado por D.Á.C., letrado apoderado de “la sindicatura E.G. – R.H.” (sic), quien se queja a fs. 641/643 por el hecho de que la Sra. juez la incluyó en la condena, cuando en realidad no es parte en este expediente sino que resulta ser la sindicaura designada en la quiebra de las sociedades Hospital Privado S.A. y A.S., aquí demandadas En consecuencia, solicita que se decrete la nulidad de la sentencia y que pasen las presentes actuaciones a un nuevo juez para que dicte una nueva sentencia.

    Estos agravios fueron contestados por los demandantes a fs. 646/651

    A fs. 653/665 expresó agravios la citada en garantía, quien se queja por la responsabilidad atribuida a sus asegurados Hospital Privado Modelo y A.S. Se agravia además por la procedencia del rubro “valor vida” otorgado a los demandantes, y estima elevado el monto conferido en concepto de “daño moral”. Asimismo, solicita que se revoque la sentencia de grado en lo que se refiere a la declaración de inoponibilidad de la franquicia.

    Estos agravios fueron contestados en forma electrónica por los actores, con fecha 21 de mayo de 2020.

  2. Memoro que los jueces no están obligados a hacerse cargo de todos y cada uno de los argumentos expuestos por las partes ni a analizar las pruebas producidas en su totalidad, sino que pueden centrar su atención únicamente en aquellos que sean conducentes para la correcta decisión de la cuestión planteada (art. 386, Código Procesal).

    Fecha de firma: 30/06/2020

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    En otro orden de ideas pongo de resalto que, si bien a partir del 1 de agosto de 2015 ha entrado en vigor el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, los hechos ventilados en el sub lite (y por ende, la constitución de la obligación de reparar) han acaecido durante la vigencia del Código Civil derogado. Por consiguiente, la cuestión debe juzgarse –en principio- a la luz de la legislación derogada, que mantiene ultractividad en este supuesto (art. 7, Código Civil y Comercial de la Nación; vid. R.,

    P., Le droit transitoire. C. des lois dans le temps, D., Paris,

    2008, p. 188/190; K. de C., A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes, Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2015, p. 158).

    Sin perjuicio de ello, incluso en los aspectos que continúan siendo regidos por la legislación derogada, las disposiciones del Código Civil y Comercial constituyen una valiosísima pauta interpretativa, en tanto condensan las actuales tendencias doctrinales y jurisprudenciales y expresan además la intención del legislador de nuestros días (esta sala, 25/6/2015, “.,

    J.M.c.B., C.R. y otros s/ Daños y perjuicios”;

    ídem, 30/3/2016, “F., C.E.c.D.P., V.G. y otro s/

    Daños y perjuicios”, expte. n.° 11.725/2013; 11/10/2016, “., J.O.c.A., A.B. y otro s/ Nulidad de acto jurídico” y “., A.B. y otro c/ R., J.O. s/ Restitución de bienes”, exptes. n.° 47.289/2001 y 38.328/2003; ídem, CAC y C,

    Azul, sala II, 15/11/2016, “F., R.A.c.F.M., y otra s/ Desalojo”, LL 2017-B, 109, RCCyC 2017

    (abril), 180; G., J.M., “La responsabilidad civil y el derecho transitorio”, LL 16/11/2015, 3).

    Finalmente, es conveniente explicar brevemente por qué, pese a algunos avatares legislativos, continúa plenamente vigente la doctrina plenaria elaborada a lo largo del Fecha de firma: 30/06/2020

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    tiempo por esta cámara. En efecto, si bien el art. 303 del Código Procesal fue derogado por el art. 12 de la ley 26.853, en virtud del art.

    15 de aquella norma tal disposición recién entraría en vigor a partir de la efectiva integración y puesta en funcionamiento de los tribunales que allí se crearon (vid. la acordada n° 23/2013 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación). Ahora bien, esos tribunales nunca vieron la luz, y de hecho, el art. 4 de la ley 27.500 abrogó –a su vez- la ley 26.853 –con excepción de su art. 13- y reinstauró el recurso de inaplicabilidad de ley y la obligatoriedad de los fallos plenarios.

  3. En relación al primer agravio introducido por la aseguradora, referido a la responsabilidad endilgada por la sentenciante de grado a los demandados Hospital Privado Modelo S.A. y A.S., debo recordar que el art. 265 del Código Procesal exige que la expresión de agravios contenga la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considera equivocadas. Y en este sentido, el contenido de la impugnación debe consistir en una fundamentación de cada uno de los agravios que se tengan contra las partes del fallo que se consideren equivocadas. Es decir, se relaciona con la carga que incumbe al recurrente de motivar y fundar su queja, señalando y demostrando, punto por punto, los errores en que se hubiere incurrido en el pronunciamiento, o las causas por las cuales se lo considera contrario a derecho (Gozaíni,

    O.A., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

    Comentado y Anotado, La Ley, Buenos Aires, 2006, t. II, p. 101/102;

    K., J.L., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comentado y Anotado, Lexis Nexis, Abeledo-Perrot, Buenos Aires, 2003, t. I, p. 426).

    Desde esta perspectiva, considero que las quejas de la citada en garantía lejos se encuentran de cumplir,

    aunque sea mínimamente, con los requisitos antes referidos.

    Fecha de firma: 30/06/2020

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    En efecto, la recurrente sólo enfocó

    sus agravios en remarcar que el hecho ocurrió por la enfermedad preexistente que padecía la víctima (encefalopatía crónica no evolutiva y epilepsia fármaco resistente), y en que la colocación de un catéter en forma percutánea en la vena subclavia es un procedimiento que lleva como riesgo implícito el neumotórax que sufrió la paciente,

    pero que en ningún modo quedó acreditado que el deceso de esta fue consecuencia de una mala práctica médica. Sin embargo, no se hace cargo de los sólidos argumentos brindados por la Sra. juez de la instancia de origen para decidir como lo hizo, a saber: a) que la rebeldía de los médicos demandados G.A. y H.G. importó un reconocimiento tácito de los hechos expuestos y de los documentos acompañados por los demandantes, en los términos de los arts. 919 del Código Civil y 356 del Código Procesal; b) que la declaración de la testigo C.A.S., quien dijo ser médica y fue a visitar a D.C. al hospital demandado,

    corroboró la existencia de un obrar negligente de los demandados; c)

    que, a partir del análisis de la pericia médica, la Sra. juez observó:

    en esta institución suceden una serie de hechos (se le diagnosticó y trató una infección urinaria sin constatar la presencia de piocitos en la orina, no se explicó la intolerancia oral al E., se amenizó en poco días sin observarse que se haya intentado explicar la causa, se desarrolló un bolo fecal por falta de cuidados médicos, se le efectuó

    una canalización de la vena subclavia izquierda por vía percutánea y no se controló radiográficamente en forma inmediata como correspondía, desarrolló por este motivo un hemotórax izquierdo que requirió la colocación de un tubo de avenamiento pleural y un tubo de avenamiento pleural y un tubo orotraqueal para su asistencia respiratoria mecánica, requirió internación prolongada en Terapia Intensiva donde sufrió múltiples infecciones –punta de catéter,

    desarrolló escaras con secreciones purulentas en el dorso por falta de Fecha de firma: 30/06/2020

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    26796361#261182916#20200630114504573

    cuidado específico, presentó hipoproteinemia por falta de aporte,

    desarrolló un edema agudo de pulmón por hipertensión arterial al administrarle 2 unidades de sangre, probablemente por goteo muy rápido, recibió múltiples –corticoides–, etc.), que la llevaron a la caquexia, falla multisistémica, shock y muerte el 07/09/2013

    (sic, fs.

    592 vta.), y d) que todos estos extremos llevaron a la juez a concluir:

    que medio responsabilidad de los codemandados derivada de la práctica que realizaron. La hija de los actores...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba