En la ciudad, muchas parejas se casaron bajo las normas del viejo Código Civil

 
EXTRACTO GRATUITO

El cambio en la legislación debía empezar a regir anteayer, con la entrada en vigencia del nuevo Código Civil. Sin embargo, los porteños se encontraron con que en los papeles, los cambios aún no habían llegado. Las parejas que se casaron anteayer y ayer lo hicieron todavía por el régimen anterior, sin que se les preguntara si deseaban compartir o no sus bienes. Y las que fueron a certificar su convivencia se encontraron con que aún no se había inaugurado el registro nacional de uniones convivenciales.

Así lo pudo constatar LA NACION durante un recorrido mientras se celebraban casamientos. Incluso algunos jueces de paz leyeron la misma lista de derechos y deberes conyugales que regía con el viejo Código, en la que se incluye el deber de fidelidad, que desapareció en la nueva ley. También se consultó a la directora general del registro porteño, Ana Lavaqué, pero la funcionaria no contestó las llamadas.

Víctor González Guiser y Natalia Alves Justino se conocieron hace dos años y anteayer se casaron. Fueron uno de los cinco primeros matrimonios que se inscribieron en la ciudad. La jueza que los casó celebró la decisión, los felicitó, pero a la hora de enumerar los derechos y deberes de los esposos, usó al viejo Código. "Los esposos se deben alimentos, asistencia y fidelidad", dijo la jueza, sin especificar los cambios que habían llegado con la reforma. En el nuevo texto desaparece la fidelidad como deber jurídico y sólo se la menciona como deber moral, porque el adulterio ya no existe como causa de divorcio. La pareja tampoco está obligada a convivir y en la letra desaparece el deber de "mutuo respeto". En cambio, se deben asistencia y alimento.

Durante la ceremonia, tampoco se mencionó la posibilidad de que los esposos opten por compartir sus bienes o decidan resguardar separadamente el patrimonio con el que cada uno llegó al matrimonio.

Pocos minutos antes se habían casado Francisco y Soledad. El juez que les tomó los votos sí aclaró que había entrado a regir la nueva legislación y que a partir de ahora el deber de fidelidad era un deber moral.

Una posible explicación para la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA