Una 'ciudad blindada' recibirá a los máximos líderes del mundo

 
EXTRACTO GRATUITO

Dentro de un mes, Buenos Aires estará en el centro del mundo. Durante 48 horas, las noticias transmitidas desde la ciudad marcarán la agenda internacional. Entre el 30 de noviembre y el 1º de diciembre, los principales jefes de Estado se reunirán aquí, en la . Será un escenario político nunca visto en el país. Dos días que modificarán todas las rutinas. Incluso habrá un feriado especial como parte de un operativo de seguridad cuya magnitud no tiene antecedentes locales. Más de 25.000 policías estarán directamente encargados de dar protección a los mandatarios, que dispondrán de otros 5000 custodios que llegarán con las delegaciones.La ciudad tendrá otro movimiento esos días. Más de 25 "cápsulas" presidenciales -grupos de más de veinte vehículos, con patrullas armadas y hasta una ambulancia- contarán con absoluta prioridad de paso, los vuelos estarán restringidos y los trenes no llegarán a las cabeceras de Retiro. "Si alguien tiene la posibilidad de pasar unos días fuera de la ciudad, sería bueno que lo hiciese", resumió un funcionario porteño que se prepara para la cita.Los incidentes del miércoles pasado frente al Congreso, con extranjeros detenidos, parecen señalar que a ambos lados de las vallas comenzó la carrera hacia la cumbre del . En el encuentro del año pasado en Hamburgo hubo duros choques entre manifestantes y policías. Los responsables argentinos de la seguridad recabaron enseñanzas de esa reunión en Alemania, donde los disturbios no se focalizaron en los alrededores del evento presidencial, sino que se generalizaron en toda la ciudad. Para prevenir esa situación se desplegarán 15 grupos antitumultos fuera de la zona central de la cumbre.La actividad violenta de manifestantes antiglobalización es la preocupación más cercana para los funcionarios que analizan cada paso de la cumbre. Hay planes de contingencia incluso para un ataque con armas químicas -los Estados Unidos donaron carpas y equipos para una emergencia de ese tipo-, pero el foco real de la inquietud oficial es qué pasará en las calles.Tal como ocurre en toda cumbre de estas características, la seguridad se prepara para disuadir o frenar otra clase de ataques más directos, incluso con una zona de prohibición de vuelo en un radio de 45 kilómetros -no habrá vuelos en el Aeroparque desde las 15 del jueves 29, Ezeiza tendrá un cronograma especial y se utilizarán inhibidores de drones, cuyo uso en la zona de movimiento de las comitivas estará totalmente prohibido- y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA