El cine argentino en su laberinto

 
EXTRACTO GRATUITO

Difícil repetir el sensacional éxito de Amigos intocables, el gran boom del cine francés que sorprendió a todos en 2011. Pero está claro que Inseparables tiene los condimentos necesarios como para conseguir buena respuesta del público argentino, algo que desde hace años parece privativo de las películas protagonizadas por alguno de los integrantes del minúsculo star system nacional (Ricardo Darín, Guillermo Francella, Adrián Suar) o que tienen algún vínculo directo con la televisión.

En la Argentina se produce mucho cine, pero no está para nada resuelto el asunto de su exhibición. Es una discusión que ya lleva años y para la que aún no se ha encontrado una política efectiva. Son muchos los opinan que una cuota de pantalla sería un camino posible. "Los países desarrollados y que tienen industria cinematográfica sólida lo hacen -señala Oscar Martínez-. Pero eso debería inscribirse dentro de una política de Estado más amplia: salir a ganar mercados y fomentar de verdad la actividad para recuperar la posibilidad de tener una industria que perdimos no sólo por la hegemonía del cine de los Estados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA