En el cierre del retiro, Macri arengó al gabinete y pidió 'salir a dar la cara'

Luego de pedirles anteayer que evitaran las "pequeñeces y las diferencias internas", el presidente Mauricio Macri cerró ayer el "retiro espiritual" de Chapadmalal con una larga arenga motivacional con elogios a su gabinete en pleno. "Ustedes tuvieron un crecimiento enorme y ustedes mismos no tienen dimensión de lo mucho que crecieron", los respaldó el mandatario.

La última jornada comenzó bien temprano, con un repaso de todo lo conversado el día anterior en la residencia oficial. Para sorpresa de muchos, terminó con un cierre extenso del Presidente -más de una hora-, en el que buscó fortalecer al "equipo" y les pidió a sus ministros "salir a hablar y explicar" todo sobre la gestión de sus áreas.

"La nueva consigna es salir a dar la cara. Lo que no se puede explicar es porque se desconoce el problema y la solución", señalaron a LA NACION fuentes oficiales.

Los funcionarios tenían orden de no hablar y en los últimos meses hubo una baja en las encuestas por diversos errores no forzados.

La actividad terminó a las 10.40 y todos se fueron. Por los calurosos halagos que hizo al gabinete, muchos se fueron emocionados.

"Lo más revolucionario en este tiempo es perdurar y perseverar para mantener viva la posibilidad del cambio cultural", dijo Macri.

Por eso insistió en "fortalecer el vínculo con la gente y seguir profundizando la batalla por el cambio cultural". Esa transformación, para el Presidente, consiste en combatir el populismo, el garantismo y el progresismo. "Hay que trabajar día a día; la gente mira los pequeños detalles y estos son los que definen quiénes somos", dijo.

"La gente nos percibe como personas normales y se remarca la coherencia del equipo", agregó. Fue entonces cuando repartió elogios. "Estoy muy...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba